Imagen3

CORREO del Sur, 5 de abril de 2018. DESTINA UNOS BS 8,5 MILLONES ANUALES El 10% del presupuesto de ELAPAS es para deuda

Este mes, ELAPAS espera terminar con el diseño final para el avance del proyecto Sucre III. Además, este año esperan buscar financiamiento para proyectos de alcantarillado.

Hasta el 10% del presupuesto de inversión destinado para este año por la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (ELAPAS), se destinará al pago de la deuda que tiene la empresa por la ejecución de los proyectos Sucre I y Sucre II, que permitieron aumentar el caudal de agua para la Capital y que ésta cuente con una planta de aguas residuales.

Entre Bs 8 y 8.5 millones es lo que ELAPAS consigna anualmente al pago de la deuda por los créditos que contrajo con la república de Alemania para los proyectos Sucre I y Sucre II, un monto que representa cerca del 10% de los recursos con los que cuenta en su presupuesto para este año, de Bs 80,9 millones, según la información dada ayer por la empresa en su rendición de cuentas final de 2017 e inicial de 2018.

Entre 1989 y 1994, un par de créditos alemanes permitieron la construcción de la planta de tratamiento de aguas en la zona de El Campanario, la ampliación de la planta potabilizadora de El Rollo y la mejora de la toma de agua de Ravelo y de los canales de aducción; sin embargo, ambos préstamos fueron condonados al país si es que los recursos que debían ser para el pago de la deuda se destinaban a la lucha contra la pobreza.

Es así que, aunque la deuda fue perdonada por Alemania, ELAPAS continúa con los pagos que el Estado distribuye a distintos puntos del país.

BUSCARÁN FINANCIAMIENTO ESTATAL

Para intentar “voltear la tortilla” respecto al pago que la empresa hace al Estado por la deuda, el gerente General interino de ELAPAS, Enzo Pórcel, anunció que realizarán proyectos a diseño final para presentarlos ante el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, y buscar así tener financiamiento del Gobierno para ejecutar obras importantes.

“Lo ideal es que no se pague esa deuda porque (ese monto) implica varias inversiones en la ciudad, pero lo que hacemos es voltear la tortilla y queremos ver de presentar proyectos a diseño final que nos financien. Es una forma de retribución de los fondos que pagamos año tras año”, comentó.

Según Pórcel la posibilidad de que el Ministerio financie proyectos está abierta, pero para esto deben delinear sus proyectos y presentarlos; sin embargo, también reconoció que una de sus metas es tener una mayor “captación de recursos posibles” como empresa, ya que no cuentan con financiamiento directo del Estado.