imagen9

EL DEBER, 13 de septiembre de 2016. El río Piraí está contaminado desde El Torno

El Searpi monitoreó desde El Torno hasta la capital. Hoy sigue en Warnes.

Las aguas del río Piraí están contaminadas desde El Torno hasta Santa Cruz de la Sierra, por causa de las operaciones de los dragueros, por la presencia de basureros cerca del cauce y por aguas negras que se escapan de las lagunas de oxidación, incluidas las de la capital. La dramática situación se estableció en el monitoreo que realizó el Servicio de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), tras las denuncias hechas en días pasados por los daños que han causado los dragueros en el afluente, en los municipios de El Torno, La Guardia y Porongo.

El trabajo seguirá hoy en Warnes, La Bélgica, Montero y Portachuelo.
El director del Searpi, Luis Aguilera, al dar la información sostuvo que “la solución del grave problema es sencillo, si desde ahora hay voluntad de todos los actores involucrados para evitar mayores e irreparables daños”, no solo en los municipios provinciales, sino en el de la capital.

Estudio
Previamente, Jorge Campos, profesional experto en cuencas, hizo un resumen del resultado del monitoreo técnico hecho en la cuenca, que ha establecido que hay descargas de aguas servidas en La Guardia, así como botaderos de basura próximos al cauce en El Torno, en La Guardia y en Porongo. El ingeniero Aguilera agregó que las lagunas de oxidación de la capital cruceña también se descargan en el Piraí. En la extracción de áridos hay dragas y pozas fuera del tercio central (cauce del medio), entre dos laterales donde no pueden hacerse excavaciones de ningún tipo. En ese orden sostuvo que en Porongo hay 69 pozas en los laterales, y 12 en La Guardia.

Aguilera hizo notar que el Searpi no tiene potestad para sancionar o autorizar la extracción de áridos y que esa responsabilidad es de los municipios.

Dragueros
A propósito de los dragueros, Aguilera informó que firmó un convenio con la Cámara Departamental de Productores de Áridos para la protección, preservación y manejo de la cuenca del Piraí. Se acordó delimitar el cauce central del río y el tercio aprovechable para la explotación; monitoreo permanente para identificar las causas del impacto ambiental, apoyo para que los dragueros obtengan la licencia ambiental, capacitación técnica y apoyo en la reforestación del área de influencia