Imagen1

El Deber, 16 de diciembre de 2014. Ejecutan plan contra sequía en Yacuiba

Son parte de un programa que tiene el fin de superar la escasez de agua

El ejecutivo seccional de Yacuiba, Marcial Rengifo, el fin de semana inauguró un sistema de agua en Campo Núñez y entregó una cisterna flexible que almacenará 200.000 litros de agua.

Dirigentes de Organizaciones Territoriales de Base, autoridades y beneficiarios destacaron la importancia de la obra, principalmente para el sector agropecuario, que es el que más sufre por la sequía.

Del mismo modo, la autoridad también entregó en la comunidad Villa El Carmen otro pozo de agua que tiene una profundidad de 170 metros y será equipado con un puesto de transformación trifásica, líneas de media tensión, bomba sumergible, tablero de control, caseta de seguridad y cierre perimetral.

Fermín García, presidente de la OTB, y Antolín Díaz, corregidor de la comunidad, felicitaron a la autoridad. La dirigencia informó que, como contraparte del proyecto, la comunidad financia la instalación de una red de tubería que permitirá trasladar el agua desde el tanque flexible, a los lugares donde los beneficiarios requieren el líquido para consumo humano, riego agrícola o la actividad ganadera.

Anuncios

La autoridad agradeció el apoyo de la comunidad y anunció que los pozos profundos contribuyen a ampliar la frontera agrícola a través de sistemas de riego por goteo, que da lugar a la diversificación de los cultivos e incrementar la producción a dos cosechas por año.

“El 2015 es el año del agua porque están por iniciar la construcción de presas que permitirán aprovechar los recursos hídricos de la región, como soluciones definitivas al tema. Sin embargo, también cumplimos con nuestra responsabilidad de ejecutar acciones que nos proporcionan agua a corto plazo, como los más de 100 pozos en las comunidades”, señaló Rengifo.

Los pozos son parte de un proyecto que beneficia a 45 comunidades de los distritos 5, 6, 7 y 8 con perforación e implementación de nuevas fuentes de agua que garantizan mayor cantidad de líquido para riego y ganadería, especialmente en el periodo de mayor demanda para reducir los riesgos de la sequía y evitar problemas de salubridad de origen hídrico