Imagen2

El Deber, 19 de noviembre de 2015. ‘El Niño’ ingresa a su fase madura y anticipan daños

Expertos de varios países se reúnen en La Paz para analizar los efectos que causará el fenómeno climático. Santa Cruz, Beni y Cochabamba sufrirán más consecuencias.

El fenómeno de ‘El Niño’ ingresó a su fase madura y su intensidad es fuerte. Se prevé que en Bolivia, las áreas “que van a ser muy vulnerables a precipitaciones significativas” son la zona central del Chapare (Cochabamba), el norte de Santa Cruz, el sur de Beni y en parte del altiplano.

La información, del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (Ciifen) y recopilada por la agencia Efe, indica además que la sequía afectará la región sur del altiplano, en los departamentos de Potosí y Oruro, y a la zona del Chaco boliviano.

La variación climática consiste en un calentamiento de las aguas del océano Pacífico que puede producir, entre otras consecuencias, lluvias intensas en unos lugares y sequías en otras, olas de calor en unas áreas y de frío en otras.

En la víspera se conoció que la Gobernación de Chuquisaca declaró emergencia, ante las intensas granizadas y lluvias que dejaron como saldo 25.000 familias damnificadas y la pérdida de más del 70 por ciento de la producción agrícola.

Desde el Gobierno central se informó que existe un fondo de 60 millones de bolivianos para el mantenimiento de caminos, compra de medicamentos veterinarios y forraje para los animales que puedan ser afectados y los productores agrícolas.

En la ciudad de La Paz se reúnen expertos de Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, para hablar sobre los impactos que tendrá el fenómeno de ‘El Niño’ en la parte occidental del continente americano entre este mes y enero próximo.

Los profesionales se reúnen dentro del decimoquinto Foro de Perspectiva Climática para el Oeste de América del Sur, coordinado por el Ciifen y el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) de Bolivia, anfitrión del evento.