Imagen7

El Deber, 22 de marzo de 2018. En Santa Cruz disminuye el consumo diario de agua por habitante

Según Saguapac, en 2017 el consumo diario por habitante fue de 104 litros y en 2016 llegaba a 200 litros. La cooperativa destaca el trabajo con los niños como agentes de cambio. Se precisó que cada vez que se larga el agua del inodoro se van 10 litros.

Según los más recientes datos de la Cooperativa de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (Saguapac), en la gestión 2017 el consumo doméstico por habitante (conexiones domiciliarias de agua potable) ha sido en promedio de 104 litros por día, lo que significa una baja con respecto a la gestión 2016, cuando el promedio era de entre 200 y 250 por día.

La información fue proporcionada por Luis Emilio Vargas, responsable de Comunicación de Saguapac, quien señaló que en junio del año pasado fue el mes en que se utilizó menos agua: 98 litros por habitante cada día; y en enero alcanzó su tope máximo: 115 litros por día.
Vargas aseveró que la cobertura de agua potable en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra en el área de prestación de servicios otorgada a Saguapac  está en el orden del 97% de cobertura. “Lo que equivale a decir que 9,7 personas de cada 10 tienen acceso al agua en calidad y cantidad suficientes”, indicó el funcionario.

Hoy es el Día Mundial del Agua y Vargas subrayó que, a pesar de las intensas campañas de concienciación que lleva adelante la cooperativa, aún no se ha podido llegar a niveles óptimos en lo que corresponde al cuidado del líquido vital. “Sin embargo, se ha observado en los últimos años que la educación para la conservación del agua es mejor que antes; porque se está trabajando principalmente con los niños como agentes de cambio en la cultura del agua, en talleres que se realizan en las escuelas”, apuntó el comunicador de Saguapac.

Escasez
El año comenzó con una noticia apocalíptica: Ciudad del Cabo (Sudáfrica) sería la primera ciudad del mundo en quedarse sin agua. La sequía y el fenómeno de El Niño provocaron este desastre ecológico, que afecta a millones de sus habitantes. El uso de agua de cada persona se redujo a solo 50 litros por día, y si bien se decía que la sequía total llegaría en abril, gracias a las campañas de ahorro que se vinieron haciendo, ahora esta agonía se alargó hasta 2019.

En Bolivia, las imágenes de la escasez de agua en La Paz a finales de 2016 aún son frescas. Durante meses la gente de distintas zonas de la urbe paceña hizo colas para recoger agua de camiones cisternas, aunque ahora la situación parece haber mejorado.

Para evitar estos problemas, Luis Emilio Vargas, de Saguapac, mencionó que se hace necesario mejorar aún más  la buena gestión de residuos sólidos y líquidos. “También se hace necesario controlar la tala indiscriminada de árboles, puesto que la falta de estos interrumpe el ciclo hídrico, provocando la falta de lluvias, que son las que también alimentan nuestros acuíferos”, señaló.

Un informe de Visual Networking Index (VNI) indicó que en 2021 habrá más personas con teléfonos móviles que con acceso a agua potable: 5.500 millones contra 5.300 en todo el mundo.

El cuidado del medioambiente es una de las preocupaciones por las que subsiste la Fundación Natura, de Santa Cruz, y se han asociado a la Fundación Coca-Cola de Bolivia para que, gracias a un programa de reposición de agua del que participan seis municipios cruceños, puedan proteger y mejorar la infiltración (el agua que es absorbida por el suelo) de acuíferos que abastecen en cantidad y  calidad del agua a las cuencas de los ríos Grande y Piraí.

Con este programa, para evitar la deforestación en estos municipios, se invita a familias de diferentes comunidades a unirse a una iniciativa por la cual iniciarán un proyecto (puede ser de crianza de animales, de agricultura, apicultura, etc.). A cambio de ese incentivo, la familia se compromete a conservar un predio boscoso de determinada extensión.

Hasta el momento, 159 familias se han unido al programa y han logrado resguardar, hasta el momento, 6.116 hectáreas de cobertura boscosa que están infiltrando 451.000 m3 de agua a los acuíferos subterráneos.

La idea es que cada litro de agua que Coca-Cola utilice para sus productos sea repuesto a través de estos proyectos ecológicos. Para 2020 tiene la intención de reabastecer un millón de m3 de este líquido en todo Bolivia.

Desalinización no es la solución

Desalinizar agua de mar a gran escala o captar humedad de la atmósfera son dos alternativas que pueden volverse realidad pronto, pero no resolverán la crisis global del agua potable, afirmó ayer Peter Thomson, enviado especial de la ONU para los océanos, en el Foro Mundial del
Agua que se llevó a cabo en Brasil.

“Al igual que la agricultura, la desalinización tiene sus problemas. ¿Qué hacer con el desecho de solución salina que se obtiene durante el proceso? o ¿cómo producir en forma sustentable para el medioambiente? Si no los tuviera, estaríamos hablando de magia”, añadió Thompson, que también habló de la contaminación actual en los mares.
El foro concluye mañana y en él Bolivia está participando con el ministro de Medioambiente y Agua, Carlos Ortuño.

PARA SABER

Conclusiones del foro mundial
El acceso universal al agua depende más de voluntad política y buenas gestiones que de financiación, pues el dinero necesario para dotar a las sociedades de ese recurso existe, según expertos que participaron del foro.

Objetivos
Latinoamérica necesita invertir 12.500 millones de dólares al año para alcanzar las metas trazadas por la ONU para 2030, de acuerdo con datos presentados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Gasto de agua
Una lavarropa gasta 95 litros de agua, lavarse manos y cara cuatro litros y cepillarse los dientes tres litros por minuto.