Imagen1

EL DEBER, 27 de junio de 2019. Saguapac moderniza su sistema de monitoreo de la red de agua potable

Habrá un corte masivo del servicio, entre las 22:00 de hoy y las 6:30 de mañana, para continuar con la instalación del nuevo sistema. Afectará a unas 850.000 personas.

Debido a la implementación de un moderno sistema de vigilancia en la red de agua potable, la cooperativa Saguapac cortará el servicio en casi un 70% de su área de cobertura, entre las 22:00 de hoy y las 6:30 de este viernes.

Esto significa que se suspenderá el servicio en todos los domicilios desde el centro de la ciudad hasta del cuarto anillo, en la zona norte; hasta el quinto anillo, en las zonas sur y este; y hasta el sexto anillo, en el lado oeste. Ante esta situación, se pide a los vecinos que tomen sus recaudos para aprovisionarse de agua para las poco más de ocho horas que durarán los trabajos.

El responsable del Departamento de Medios de Comunicación, Luis Emilio Vargas, explicó que las labores forman parte de la introducción del proyecto de sectorización de la red de agua potable de la ciudad, que se inició hace dos años y finalizará a mediados de la próxima gestión.

A través de este proyecto se está introduciendo un nuevo sistema de monitoreo para visualizar en tiempo real todo lo que ocurre en el sistema de distribución, es decir, las estaciones de bombeo, los caudales, la presión y las fugas; lo que permitirá actuar de manera inmediata en caso de fuga o baja de presión u otras situaciones.

El sistema funciona a través de sensores electrónicos que se están instalando en toda la red de distribución, especialmente cerca de las estaciones de bombeo; además de válvulas y de aparatos llamados ‘caudalímetros’, los cuales envían información a la central de monitoreo, instalada en el edificio principal. Para ello, Saguapac ha desarrollado un software, diseñado especialmente para este proyecto.

El sistema ya ha empezado a operar de manera experimental con más de 50 sensores instalados hasta la fecha y se espera que opere a plenitud desde el próximo año, cuando se cubra toda el área de prestación de servicio, que abarca 5.000 km de redes, en un área de 50.000 hectáreas.

“Esto permitirá actuar con celeridad cuando haya una baja de presión o roturas, sin necesidad de que la gente haga los reclamos telefónicos, como se venía haciendo hasta ahora. Además, se evitará pérdidas innecesarias de agua”, dijo Vargas.

Pero, ¿por qué es necesario realizar el corte masivo del servicio? La explicación es que se debe vaciar la red para continuar colocando válvulas, sensores y ‘caudalímetros’. De hecho, lo primero que se hará hoy cuando se inicien los trabajos será abrir los hidrantes para que las cañerías queden sin agua.

Una vez instalados los aparatos, se volverá a poner en funcionamiento las estaciones de bombeo y luego se esperará que se limpie el sedimento para normalizar el servicio, a las 6:30 de mañana. Se optó por hacer los cortes masivos en temporada de invierno y en horario nocturno para ocasionar el menor impacto posible en la ciudadanía, explicó Emilio Vargas.

Los cortes

Se trata de un segundo corte programado masivo que hace Saguapac este año y esta vez afectará a unas 850.000 personas.

Algunas de las zonas que serán afectadas son: en el lado sur, desde la avenida Costanera y la Moscú hasta el aeropuerto el Trompillo. También los barrios que van desde la avenida San Aurelio, entre cuarto y quinto anillo, hasta la avenida Tres Pasos al Frente.

En los domicilios que están situados en la radial 21, en las avenidas Piraí, Roca y Coronado y Busch. En el lado norte, las avenidas Beni y Alemania, y en el este de la ciudad, en la avenida Cumabi, Virgen de Cotoca y Mutualista.

Para agosto próximo se tiene previsto un tercer corte masivo, que afectará la zona norte de la urbe, desde el cuarto anillo.

La cooperativa tiene una producción anual de 75 millones de metros cúbicos de agua, informó el responsable de Medios de Comunicación de Saguapac.