Imagen3

EL DEBER, 29 de marzo de 2017. Misicuni provee de agua a Cochabamba

Región metropolitana, dotada con 450 litros de líquido potable por segundo.

Autoridades abrieron ayer las válvulas de la represa Misicuni que dotará con 450 litros de agua por segundo a la región metropolitana de Cochabamba de forma permanente, informó la radio Pío XII de la Red Erbol.
“Estamos garantizando el doble de agua”, declaró el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, quien acotó que el mes de julio el volumen de agua se incrementaría hasta 750 litros por segundo y progresivamente, en 2019 ascendería a 3.000 litros de agua por segundo para la región.

Por su parte, el presidente Evo Morales manifestó que la tercera fase del proyecto Misicuni está garantizada y será denominada Viscachas y Putucuni, que ampliará de 3.000 a 6.000 litros de provisión de agua.

“Hablando de la tercera, Viscachas y Putucuni, el Gobierno nacional va a garantizar su ejecución”. resaltó Morales, según un comunicado de prensa del Ministerio de Medioambiente.

“Si toda el área metropolitana que componen siete municipios en este momento su demanda es de 3.700 litros por segundo, aquí tendremos 6.000 litros por segundo (…): Vamos a garantizar agua”, remarcó.
Pidió a las personas que viven en las inmediaciones del embalse que cooperen con ese nuevo proyecto y no pongan trabas.

El jefe de Estado afirmó que la ejecución de ese proyecto será importante porque hará posible que el embalse provea casi el doble de agua que se requiere en los siete municipios del eje metropolitano.

Histórico
En el acto, que fue calificado de histórico porque la obra fue un anhelo de Cochabamba desde hace más de 60 años, la Empresa Misicuni confirmó que se proveerá 450 litros por segundo hasta el mes de junio y luego se aumentará a 700 litros. Sin embargo, no se quedará solo en esa cantidad, se estima que a partir del próximo año llegará a 3.000 litros por segundo.

El gerente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, remarcó por su parte, que el agua de la represa del complejo a su cargo es la garantía para que el eje metropolitano de Cochabamba no vuelva a sufrir por una sequía como la que se registró el año pasado.
El proyecto tiene una inversión de $us 146 millones y proveerá de agua a siete municipios del área metropolitana