Imagen4

El Deber, 3 de marzo de 2016. Crecida de Río Grande reabre canal en Guineal y anega soya

Se habla de entre 800 y 1.200 hectáreas de cultivos de soya dañados. El Searpi indica que el dique de 21 km que construyó respondió un 100% y brinda seguridad.

El Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) informó de que se reabrió el canal ilegal que en 2015 construyeron campesinos de El Puente para desviar el cauce en Guineal, en el límite de las provincias Guarayos y Obispo Santistevan. ¿Qué paso? Para la institución, fue producto de las variaciones de niveles del Río Grande derivadas de grandes crecidas en febrero y una lluvia intensa que cayó y registró 170 milímetros el fin de semana.

El director del Searpi, Luis Aguilera, explicó que una comisión de técnicos verificó que las grandes crecidas del Río Grande y la acumulación de aguas superficiales de lluvia en este punto produjeron una sedimentación. Detalló que el sobrevolumen y presión del agua infiltró y ‘rompió’ el canal y que inundó montes naturales, pero que no ha comprometido áreas productivas ni la vida de pobladores de comunidades del municipio de San Pedro y El Puente.

Aclaró que un agricultor por iniciativa propia, para resguardar sus cultivos, rompió un dique en su propiedad para colectar las aguas del rebalse en un área no productiva para después con obras de drenaje reconducirlas al Río Grande.

De la obra estructural que construyó Searpi en esta zona -un canal longitudinal de 21 km- Aguilera dijo que respondió un 100% y que cumplió el propósito de alejar la vulnerabilidad de riadas en áreas de asentamientos humanos (El Puente) y con vocación agrícola (San Pedro).

Reporte de productores

Fuentes sectoriales productivas del agro cruceño y productores de la zona realizaron un sobrevuelo y han verificado que la presión de grandes volumenes de agua por la crecida del Río Grande y el aguacero del fin de semana ‘rompieron’ el canal en el punto donde el año pasado pobladores de El Puente desviaron el cauce de este afluente.

Se calcula una pérdida de entre 800 y 1.200 hectáreas de soya en la propiedad El Carmen.

Temen que el rebalse se extienda y los sembradíos dispersos en los predios Los Sueños, Guineal y Las Londras corran la misma suerte. En esta zona hay unas 10.000 hectáreas del grano.

En septiembre de 2015, el ámbito legal, la Fiscalía abrió una investigación por destrucción y deterioro de bienes del Estado.

Se buscó conocer la evolución jurídica del caso, no obstante, ni la fiscal Mirtha Mejía ni la Gobernación respondieron