Imagen3

El Diario, 1 de abril de 2016. A organismos internacionales: Bolivia pide verificar desvío del río Lauca


El río Lauca nace en las lagunas de Cotacotani, ubicado en el Parque Nacional Lauca, Provincia de Parinacota. El desvío de sus aguas a Chile, que ocurre desde 1962, provocó un impacto medioambiental en la región boliviana que vivía de ese recurso hídrico.

El Jefe de Estado identifica tres temas pendientes con Chile, aparte de la demanda marítima: desvío del Lauca, uso arbitrario de las vertientes del Silala y empleo de aguas subterráneas.

El Gobierno decidió reactivar las reclamaciones por el uso de aguas cuyo origen proviene del territorio nacional. El presidente Evo Morales anunció que convocará a organismos internacionales especializados para que verifiquen, mediante estudios, que Chile desvió las aguas del río Lauca que, antes de 1962, era compartido por los dos países.

De esa manera, el Jefe de Estado confirmó que el Gobierno se ocupará de otros temas pendientes con Chile, además de la demanda marítima, que se encuentra ya en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Entre esos casos, mencionó la utilización de las vertientes del Silala, el desvío del río Lauca y el aprovechamiento de las aguas subterráneas que se encuentran cerca de la frontera con el vecino país.

ANUNCIO

Morales hizo el anuncio después de la inspección a los bofedales y vertientes del Silala (Sud Lípez, Potosí), donde se comprobó que empresas chilenas construyeron ductos artificiales que transportan agua en un promedio de 180 litros por segundo hacia territorio chileno.

“Hemos decidido con el hermano Canciller, el Ministro de la Presidencia, la Ministra de Comunicación, viceministros, autoridades departamentales, Gobierno municipal, invitar también al mundo, a organismos internacionales (para que confirmen) cómo de forma unilateral Chile ha desviado el río Lauca”, indicó Morales.

El anuncio se suma a la convocatoria también a entidades internacionales para que realicen estudios sobre las vertientes del Silala y la construcción de ductos artificiales que dirigen el elemento líquido a las empresas mineras que explotan cobre.

Para el Mandatario, desde que Chile desvió en 1962 el curso del Lauca, río internacional, se afectó a todo el ecosistema de la región, especialmente del departamento de Oruro.

“Ese desvío del río Lauca es un atentado a la vida, cuando digo a la vida no solamente estoy diciendo atentado al ser humano, sino a nuestros ganados, a nuestros arbustos, a nuestras plantaciones, a nuestros bofedales, (por eso hemos decidido invitar a organismos internacionales para) visitar ese desvío unilateral del río Lauca”, manifestó Morales.

TEMAS PENDIENTES

Con este anuncio, la política internacional boliviana da importancia al recurso hídrico y su uso en la región andina del país, donde el problema de sequía y la falta de agua es un tema recurrente.

En ese marco, Morales recordó los temas que aún están pendientes con el vecino país y convocó a sus gobernantes a “decir la verdad”.

“Tenemos muchos temas pendientes con las autoridades de Chile”, afirmó el Presidente y agregó: “Decirles a algunas autoridades de Chile que digamos la verdad ante nuestros pueblos (…) no faltemos a la verdad ante organismos internacionales y no hacer daño a nuestros pueblos, la verdad tarde o temprano se impone”.

APROVECHAMIENTO DEL LAUCA

Según la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) el río Lauca se origina en el altiplano andino chileno de la Región de Arica y Parinacota y, luego de cruzar la cordillera de los Andes, desemboca en el lago Coipasa de Bolivia.

El río Lauca nace en las lagunas de Cotacotani, ubicado en el Parque Nacional Lauca, Provincia de Parinacota. En la zona, se produce una ciénaga o vega conocido como bofedal de Parinacota, al que confluyen diversas vertientes, destacándose el río Desaguadero, el cual tiene un caudal variable de entre 100 a 560 litros por segundo, con una media de 260.

El desvío de sus aguas a Chile, que ocurre desde 1962, provocó un impacto medioambiental en la región boliviana que vivía de ese recurso hídrico, afectando en particular a la ganadería camélida, principal fuente de ingresos de las comunidades campesinas de las provincias: Sabaya, Litoral y Sajama del departamento de Oruro.

CONFLICTO BINACIONAL

Por aquel motivo, ese año las autoridades bolivianas optaron por romper relaciones diplomáticas. A lo largo de la historia, restablecieron en pocas ocasiones los vínculos bilaterales.

El río Lauca fue boliviano en su integridad hasta la firma del injusto Tratado del 20 de octubre de 1904, con el cual Chile obtuvo el más grande botín de guerra que se recuerda en la historia.