Imagen2

El Diario, 10 de octubre de 2018. Cárcamos de bombeo Después de varios conflictos anuncian conclusión de obra

Por el momento los cárcamos de bombeo serán la solución para la recepción de las aguas servidas del Distrito 7, entretanto se soluciona la construcción de la planta de Tacachira.

El proyecto data de hace más de 4 años y fue abandonado por autoridades ediles de anteriores gestiones, pero por un acuerdo entre Epsas y el municipio se dio lugar a que se pueda retomar para su conclusión y de esta forma sean favorecidos más de 150 barrios del Distrito 7, en el desemboque las aguas servidas del alcantarillado sanitario.

Varios fueron los conflictos vecinales, durante este tiempo, con paros y bloqueos por el atraso y el perjuicio que causó la demora de este trabajo.

Con una contraparte económica por parte del municipio de Bs 3 millones y de Bs 7 millones por parte de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), los cárcamos de bombeo de Puchukollo, entrarán en funcionamiento definitivo hasta fines del mes de noviembre de esta gestión, según el subalcalde del Distrito 7, Hugo Dávalos.

“Fueron muchos factores los que han dado lugar a que este proyecto sea paralizado y más aún cuando no existe un entendimiento por parte de Epsas con el Gobierno Municipal, pero ahora ya podemos decir que este trabajo será concluido finalmente donde ambas instancias han financiado el mismo con una contraparte que dará la posibilidad de que los cárcamos de bombeo de Puchukollo entre en funcionamiento a partir del mes de noviembre de este año”, explicó Dávalos.

En el momento ya se tienen concluidas las obras civiles por parte del municipio, como son la implementación de los componentes electromecánicos las mismas que hasta mediados de este mes de octubre ya podrán realizarse las primeras pruebas, y a partir de esta etapa, será Epsas la que efectúe el trabajo que le corresponde como contraparte, como es la instalación del servicio mismo para el desemboque las aguas servidas hacia Puchukollo.

El principal objetivo de los trabajos acelerados que se han efectuado en este tema de los cárcamos de bombeo, es para solucionar de manera provisional el problema del desemboque de las aguas servidas, producto de las todas zonas, especialmente del Distrito 7, debido a que el problema de la falta de conclusión de la planta de Tacachira, todavía está incierta por causa de muchos problemas que se han presentado.

“En este tema del funcionamiento de los cárcamos de bombeo, nosotros pedimos a las autoridades de Epsas, que puedan acelerar el trabajo para que de una vez por todas entre en funcionamiento el servicio de instalación, tal como corresponde, de acuerdo a lo establecido en el contrato de contraparte, porque el municipio ya cumplió con su parte, tal como fue el acuerdo”, explicó Dávalos.

Producto de esta falta de construcción de este sistema de alcantarillado, el Distrito 7 que tiene aproximadamente 150 urbanizaciones solamente contaría con un 30% del servicio del alcantarillado sanitario, siendo que el resto todavía utiliza pozos ciegos y otro tipo de servicios que no son nada higiénicos para la salud de los vecinos de este sector de la población alteña.

En el momento como parte de otra de las soluciones que tiene el municipio para brindar un total servicio en este tema se tiene otro proyecto denominado Argos, donde en el momento ya cuenta con todas las previsiones para iniciar esta fase con un costo aproximado de Bs 80 millones.