El Diario, 12 de septiembre de 2016. Ocasionando un gran riesgo de salud Aguas servidas contaminan comunidad Ocomisto

Los pobladores del lugar esperan una solución de parte de las autoridades, caso contrario anuncian medidas de presión.

Más de 500 habitantes de la comunidad Ocomisto, ubicada en el Distrito Rural 11, viven atemorizados por la contaminación ocasionada debido a las aguas servidas que llegan al lugar desde el D-7.

De acuerdo con el relato de los afectados, esta contaminación ocasionó grandes pérdidas para los comunarios, debido a que el ganado falleció y varias hectáreas de sembradío sufren problemas debido a la inundación de estas aguas.

PREOCUPACIÓN

Los habitantes de la comunidad tienen como forma de vida la crianza de ganado ovino y vacuno, además de la siembra de papa, quinua, cebada y hortalizas producidas en invernaderos.

Para ellos, la preocupación llegó hace seis meses atrás, cuando se percataron que una filtración de aguas servidas comenzó a invadir la zona, así como los mismos sembradíos y pastizales.

La situación empeoró cuando, hace tres meses, esta filtración aumentó su caudal y al mismo tiempo también comenzó a invadir los terrenos donde los comunarios siembran sus productos. Esto, poco a poco, fue afectando la ganadería y a los propios habitantes, quienes, al no poder soportar el olor contaminado del medioambiente producto de las aguas servidas en esta región, debieron buscar alternativas para pasar sus días.

DIRIGENTES

Al respecto, el directorio de la comunidad Ocomisto, a la cabeza de su presidente Cristóbal Arratia, decidió denunciar este hecho ante las autoridades del Municipio, “quienes poco o nada han hecho para darle solución al problema”. Mientras que el peligro de una enfermedad por la contaminación ambiental continúa latente, debido a que los habitantes de este sector toman agua de pozo, por lo que aumentó más la preocupación por el riesgo de la presencia de una enfermedad a causa de las aguas servidas.

“Lamentablemente, hasta el momento hemos perdido varios de nuestros animales y los productos que teníamos sembrados. Ahora nos encontramos preocupados porque, especialmente el subalcalde del Distrito 7, Hugo Dávalos, no da señales de solución a este problema a pesar de los compromisos que ha hecho para desviar el curso de estas aguas servidas que tanto daño nos está causando, tanto a nuestro ganado como sembradíos y a nosotros mismos”, manifestó el dirigente.

Por otro lado, el curso de estas aguas servidas en tiempo de lluvia representa otro problema, porque, según el relato de los afectados, arrastra hasta la comunidad de Ocomisto residuos sólidos que afectan a la agricultura, problema por el cual, hasta la fecha, ya se reportaron notables pérdidas económicas.

AMPLIADO

Este problema ha hecho que los vecinos de Ocomisto soliciten un ampliado, a realizarse a fin de mes, donde decidirán las acciones a tomar en caso de que las autoridades de los gobiernos municipal, central y la Subalcaldía del Distrito 7, no le den una pronta solución al problema. Los comunarios no descartan declarase en estado de emergencia y efectuar movilizaciones como forma de presión para que se logre una pronta solución.

“Ya hemos advertido a estas autoridades, en caso de no contar con una solución para el desvío del curso de estas aguas servidas hacia otro lado, deberemos tomar otras medidas, porque ya nos han causado muchos problemas de salud tanto a nuestros habitantes, ganado y nuestros sembradíos”, finalizó Cristóbal Arratia, presidente de la comunidad de Ocomisto.

Más de 500 habitantes de la comunidad Ocomisto, ubicada en el Distrito Rural 11, viven atemorizados por la contaminación ocasionada debido a las aguas servidas que llegan al lugar desde el D-7.

De acuerdo con el relato de los afectados, esta contaminación ocasionó grandes pérdidas para los comunarios, debido a que el ganado falleció y varias hectáreas de sembradío sufren problemas debido a la inundación de estas aguas.

PREOCUPACIÓN

Los habitantes de la comunidad tienen como forma de vida la crianza de ganado ovino y vacuno, además de la siembra de papa, quinua, cebada y hortalizas producidas en invernaderos.

Para ellos, la preocupación llegó hace seis meses atrás, cuando se percataron que una filtración de aguas servidas comenzó a invadir la zona, así como los mismos sembradíos y pastizales.

La situación empeoró cuando, hace tres meses, esta filtración aumentó su caudal y al mismo tiempo también comenzó a invadir los terrenos donde los comunarios siembran sus productos. Esto, poco a poco, fue afectando la ganadería y a los propios habitantes, quienes, al no poder soportar el olor contaminado del medioambiente producto de las aguas servidas en esta región, debieron buscar alternativas para pasar sus días.

DIRIGENTES

Al respecto, el directorio de la comunidad Ocomisto, a la cabeza de su presidente Cristóbal Arratia, decidió denunciar este hecho ante las autoridades del Municipio, “quienes poco o nada han hecho para darle solución al problema”. Mientras que el peligro de una enfermedad por la contaminación ambiental continúa latente, debido a que los habitantes de este sector toman agua de pozo, por lo que aumentó más la preocupación por el riesgo de la presencia de una enfermedad a causa de las aguas servidas.

“Lamentablemente, hasta el momento hemos perdido varios de nuestros animales y los productos que teníamos sembrados. Ahora nos encontramos preocupados porque, especialmente el subalcalde del Distrito 7, Hugo Dávalos, no da señales de solución a este problema a pesar de los compromisos que ha hecho para desviar el curso de estas aguas servidas que tanto daño nos está causando, tanto a nuestro ganado como sembradíos y a nosotros mismos”, manifestó el dirigente.

Por otro lado, el curso de estas aguas servidas en tiempo de lluvia representa otro problema, porque, según el relato de los afectados, arrastra hasta la comunidad de Ocomisto residuos sólidos que afectan a la agricultura, problema por el cual, hasta la fecha, ya se reportaron notables pérdidas económicas.

AMPLIADO

Este problema ha hecho que los vecinos de Ocomisto soliciten un ampliado, a realizarse a fin de mes, donde decidirán las acciones a tomar en caso de que las autoridades de los gobiernos municipal, central y la Subalcaldía del Distrito 7, no le den una pronta solución al problema. Los comunarios no descartan declarase en estado de emergencia y efectuar movilizaciones como forma de presión para que se logre una pronta solución.

“Ya hemos advertido a estas autoridades, en caso de no contar con una solución para el desvío del curso de estas aguas servidas hacia otro lado, deberemos tomar otras medidas, porque ya nos han causado muchos problemas de salud tanto a nuestros habitantes, ganado y nuestros sembradíos”, finalizó Cristóbal Arratia, presidente de la comunidad de Ocomisto.

SONDEO DE OPINIÓN

CÉSAR CONDORI

“Pedimos a las autoridades municipales que nos brinden una solución pronta al problema de la contaminación ambiental y el desvío de las aguas servidas, lo que ha invadido nuestra comunidad, por lo que ya hemos perdido mucho ganado, sembradíos y hasta corremos el peligro de que nuestros hijos se enfermen a causa de alguna enfermedad de contaminación del agua de pozo que tomamos. Otro de los peligros de salud que corremos es la contaminación ambiental a causa del polvo y la tierra que entra a nuestras casas”.

PEDRO LÓPEZ

“Es lamentable que las autoridades del Municipio no nos escuchen en nuestro pedido de mejoramiento de calles, porque, en cualquier momento, nuestros hijos se enferman a causa del polvo que generan los vehículos que circulan por nuestra avenida Ocomisto, porque se encuentran hechas de tierra a causa de la falta de apoyo en la implementación de un asfalto rígido. De la misma manera las aguas servidas que vienen del distrito vecino ponen en peligro nuestra salud y la afección a nuestro ganado y sembradíos”.

TELÉSFORO ARRATIA

“No tenemos ninguna colaboración por parte del Municipio para darle solución a este problema de las aguas servidas. El riesgo de una enfermedad está latente porque al margen de una enfermedad, en cualquier momento, existe el riego de una contaminación ambiental. Una de nuestras preocupaciones es que, como nosotros vivimos de la agricultura y la ganadería, puede ser que continúen muriendo nuestras vacas y ovejas o perdamos nuestros cultivos, porque hasta el momento ya hemos perdido mucho económicamente”.

RAÚL CASA

“Prácticamente estamos abandonados por las autoridades municipales en cuanto a la implementación de infraestructura, como el mejoramiento de calles y muchos de los servicio básicos, porque tampoco contamos con un módulo policial y nuestro centros de salud no cuenta con la suficiente dotación de medicamentos. Hasta la fecha continuamos como una comunidad a pesar de que ya pertenecemos a un distrito municipal, pero no recibimos nada, ni siquiera existe un mejoramiento de calles, lo que nos perjudica mucho”.

CRISTÓBAL ARRATIA

“Nuestra principal preocupación es la pronta solución al problema de la contaminación ambiental que estamos sufriendo a causa de la presencia de las aguas servidas que entran a nuestra zona desde el Distrito 7, mientras que las autoridades de este sector no dicen nada así como la misma Alcaldía central. Estamos cansados de esperar la buena voluntad de estas autoridades y por eso, de continuar esta actitud, tomaremos otro tipo de actitudes de hecho, como medidas de protesta en los próximos días, no nos queda otra”.