Imagen2

El Diario, 13 de octubre de 2015. Municipio estudia políticas para aliviar pérdida de nevados

Uno de los temas más preocupantes a tratar es el deshielo en las cumbres, lo que pone en riesgo las reservas de agua en la ciudad de La Paz.

En ocasión de la realización de la vigésima primera versión de Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 – 2016, COP21, la municipalidad de La Paz presentó ayer la agenda Climática Municipal, donde trabajarán en políticas para atenuar la pérdida de nevados, debido a que la urbe paceña recibe agua de los glaciares, que ahora son afectados por el calentamiento global.

Con el apoyo de la República Federal de Alemania y la Universidad Católica Boliviana (UCB), la Alcaldía presentó la Agenda Climática Municipal denominada “tras la huella de carbón de lo global a lo municipal”, que contempla actividades que se realizarán hasta el 29 de noviembre.
En la oportunidad la secretaria municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza, sostuvo que uno de los temas más preocupantes es el deshielo de los nevados que rodean La Paz.

“Las actividades temáticas, sobre las que vamos a trabajar en esta agenda son glaciares, área de seguridad alimentaria, considerando que la ciudad de La Paz recibe agua de deshielos de glaciares, que se ven amenazados con el cambio climático, el incremento de temperatura ya ha subido en La Paz en medio grado centígrado, lo que desencadena un proceso glaciar más acelerado”, dijo durante la presentación.

Según datos de la Secretaría Municipal de Gestión Ambiental, más del 90 por ciento de la población vive y depende de los ecosistemas de montañas, de ahí la importancia de emprender acciones integrales relacionadas, con los posibles impactos del cambio climático.

El embajador de Alemania en Bolivia, Peter Linder, señaló que la agenda climática se encuentra en la lista de prioridades de su gobierno, en ese sentido reiteró la importancia de trabajar de forma conjunta para tratar los cambios del cambio climático.

“La desaparición de glaciares me impresiona mucho. El Chacaltaya es un ejemplo muy claro, donde hace años atrás se podía esquiar, ahora no. Mi gobierno quiere asociarse con todos los que estén activos en la lucha contra este desarrollo”, declaró Linder.

En otros países se confronta la misma situación, pero se busca la forma de rescatar el agua formando lagunas, para conservar este elemento, que en el futuro pueda ser un recurso de la humanidad.

Por su parte, el alcalde Luis Revilla informó que con la agenda se impulsará acciones para sensibilizar a la población, sobre su responsabilidad en la reducción de los efectos del cambio climático, debido que gran parte de la responsabilidad, para reducir sus efectos y las situaciones de desastres, que pudieran ocurrir en el transcurso de los siguiente años, corresponde a los ciudadanos.

“Los ciudadanos tienen gran parte de la responsabilidad, para reducir los efectos del cambio climático y las situaciones de desastres que pudieran ocurrir en el transcurso de los siguiente años”, dijo el alcalde Luis Revilla.

La agenda integra la Estrategia Municipal del Cambio Climático, dirigida a generar y articular políticas públicas y el desarrollo de acciones relacionadas a la mitigación y adaptación al cambio climático y que se aplica de forma previa a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 que se realizará del 30 de noviembre al 15 de diciembre en París.

El acto de presentación se realizó en un céntrico hotel de la ciudad y contó con la participación de autoridades locales e invitados especiales, entre ellos el embajador de Alemania en Bolivia, Peter Linder, y la directora de la carrera de Ingeniería Ambiental de la UCB, María Alejandra Espinoza.

CHACALTAYA

Según el ambientalista Edwin Alvarado, el primer glaciar boliviano que sintió los efectos del cambio climático fue el nevado de Chacaltaya.

El director de Culturas de la Gobernación, Vladimir Nelson Rodríguez, dijo que los estudios indican que el glaciar del Chacaltaya desaparecerá en su totalidad, esto a causa del calentamiento global.

EFECTOS

Según especialistas, El Niño es consecuencia del cambio climático. En este año se prevé que este fenómeno afecte a varias familias bolivianas, quienes pasaran lluvias y sequías.