Imagen1

El Diario, 13 de septiembre de 2019. Programa plantea devolver acuíferos Acuerdo para proteger fuentes de agua en el norte de La Paz

La Fundación Natura Bolivia junto a Fundación Coca-Cola de Bolivia y cuatro municipios del norte paceño, sellaron un acuerdo para proteger las fuentes de agua con el objetivo de garantizar agua en calidad y cantidad, para las familias y los sistemas productivos de las comunidades rurales.

Coroico, Caranavi, Yanacachi y Teoponte, municipios ubicados en la zona de los Yungas, son el escenario de implementación del programa de reposición de agua en el departamento de La Paz.

Si bien, la presencia de distintos pisos ecológicos, hace que esta zona conforme condiciones óptimas para la generación de agua, las poblaciones de esos municipios todavía no cuentan con agua segura para uso doméstico y para sus sistemas productivos, por ejemplo, en el municipio de Coroico – un centro turístico y centro natural de producción de agua – la población solo tiene agua entre 6 a 7 horas diarias. En época seca el acceso se reduce a 2 y 4 horas por día.

Ante este escenario, Natura y Fundación Coca-Cola de Bolivia, trabajan fundamentalmente en la implementación de normas sociales y cambio de comportamiento con la idea de generar un nivel de conciencia a nivel local.

El programa plantea devolver a los acuíferos paceños 737 ML (737.000 m3) de agua en un lapso de cuatro años, a través de los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), logrando conservar 10.000 ha de bosques importantes para la provisión de agua.

Los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), son una herramienta simple que ayuda a consolidar normas sociales entre distintos actores de la cuenca para conservar sus bosques y agua, a la vez que se otorgan incentivos de desarrollo sostenible en beneficio de familias locales asentadas en áreas críticas para la protección de fuentes de agua.

“Con este tercer proyecto de Reposición de Agua, como Sistema Coca-Cola de Bolivia podemos asegurar que somos neutrales en agua, adelantándonos por un año al cumplimiento del objetivo global, protegiendo más de 25 mil hectáreas de bosque y reponiendo más de 2.5 millones de m3 de agua a nuestras fuentes hídricas, generando además oportunidades para nuestras comunidades a través del apoyo a sus emprendimientos productivos”, afirmó el director de la Fundación Coca-Cola de Bolivia, Luis Lugones.

Al respecto, María Teresa Vargas Ríos, directora de la Fundación Natura Bolivia, manifestó que tienen tres desafíos fundamentales con el proyecto: el primero, es el de incrementar el acceso al agua, considerando que estas poblaciones aún no tienen agua las 24 horas del día de manera permanente, a pesar de contar con una economía casi sólida y con varios reservorios de agua.

El segundo desafío, es mejorar la calidad del agua para que puedan tener agua confiable, y el último desafío, es generar un cambio de práctica y de conducta en cuanto a la conservación del agua y su valoración, puesto que el agua es un recurso vital que le sirve al ciudadano del lugar y tiene que tomar la responsabilidad y el liderazgo de cuidarlo.