imagen1

El Diario, 15 de septiembre de 2016. Advierten lentitud de autoridades Ganaderos demandan agua y forraje en Chaco boliviano

La falta de agua y de forraje azota y genera mortandad del ganado vacuno en el Chaco cruceño.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), José Luis Vaca, lamentó la demora del Gobierno en la entrega de ayuda a los productores de la zona del Chaco, donde por la falta de agua y forraje y el recrudecimiento de la sequía aumentó la muerte de miles de reses.

“Ha recrudecido la sequía en las zonas de Cabezas, Charagüa y sobre todo en la zona de Boyuibe, donde ya son cientos de animales muertos, y lo que nos preocupa es la lentitud del Ministerio de Defensa porque hasta ahora no se contrata ni siquiera los cisternas”, manifestó el ganadero.

CISTERNAS

Indicó que actualmente el Gobierno está en el proceso de contratación para la compra de reservorios de agua, licitación en la que no está incluida Santa Cruz, por lo que denunció marginación a los productores de ese departamento.

“Yo me acabo de sorprender que en la licitación está Oruro, Cochabamba, La Paz, Trinidad y no está contemplada Santa Cruz, no sabemos cuál es la causa de por qué se está marginando a Santa Cruz en el destino de los recursos de los 48 millones de bolivianos”, expresó.

MUNICIPIOS DE BENI

Según el director departamental del Centro de Operaciones de Emergencia, Cristhian Cámara, citado por la estatal ABI, la fuerte sequía y los incendios obligó a ocho municipios del Beni a declararse en emergencia y solicitar ayuda a las autoridades departamentales y nacionales.

Cámara explicó que los municipios en emergencia son Guayaramerín, Exaltación, Magdalena, Baures, Loreto, Huacaraje, San Andrés y Trinidad. “Los frentes fríos y lluvias registradas en semanas pasadas en el Beni sofocaron los incendios, pero ahora nuevamente hay focos de calor”, manifestó.

El municipio de San Javier, en la provincia Cercado, es otro municipio en proceso de declaratoria de emergencia por efectos de la sequía.

EFECTOS EN LA PRODUCCIÓN

Desde La Paz, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó que los efectos de la sequía afectaron un 6,4% de las 1,8 millones de hectáreas sembradas en la campaña agrícola de verano, entre septiembre 2015 y marzo 2016, y garantizó el abastecimiento interno de alimentos.

Cocarico refirió que en la producción de invierno se reportó una pérdida de 137.000 hectáreas de las 935.000 hectáreas sembradas y agregó que la producción de oleaginosas representa 14% del total de la producción.

La autoridad garantizó el abastecimiento de arroz y sorgo arguyendo que se registró una producción superior a la demanda interna. Con relación a la producción de maíz y trigo, apuntó un déficit.

141 MUNICIPIOS AFECTADOS

Bolivia es azotada por una de las peores sequías de su historia, aunque los rigores de ese fenómeno climático no han afectado aun grandemente ni a la ganadería ni a la agricultura, según un reporte oficial.

“Es la peor sequía, no hay punto de comparación con lo que estamos viviendo ahora, porque no solo afecta al Chaco, también al altiplano de Potosí, Oruro, La Paz, y en los valles”, dijo Óscar Cabrera, viceministro de Defensa Civil.

Acotó que “en la parte agrícola son 290.000 hectáreas y 360.000 cabezas de ganado afectadas, aunque haciendo una comparación con el total no pasa del 6,4 por ciento y la producción de todo el país llega a 4.000.000 hectáreas”, precisó Cabrera.