Imagen1

El Diario, 17 de abril de 2018. Pobladores temen fallas en represa Bajo Hampaturi

Piden otra represa de agua y anular la de Bajo Pampahasi • Advierten con pedir la renuncia del interventor Humberto Claure, si no respeta el proyecto municipal para suministro de agua.

Pobladores de la comunidad de Hampaturi manifestaron su preocupación por las condiciones de la represa de Bajo Hampaturi, porque las fuertes lluvias de los meses de enero y marzo habrían ocasionado filtraciones, por lo que piden garantizar la seguridad de la población. Además, existe la demanda pública de que se cumplan los compromisos asumidos por Epsas, para resolver la crisis del agua en La Paz, en 2016.

Pobladores y dirigentes de Hampaturi señalaron que las pasadas lluvias ocasionaron “daños en la represa antigua (Bajo Hampaturi)”, las que están siendo atendidas por la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento SA (Epsas), procediendo a “efectuar inyecciones de cemento para reforzar esa estructura” y evitar un desastre que podría alcanzar a la zona Sur de la ciudad de La Paz, y al extremo dejara sin agua.

“Están haciendo arreglos, dos veces se han inyectado cemento y están reforzando. Este año ha llovido más que otros, la represa de Alto Hampaturi se ha llenado en menos de dos meses, eso muestra cuánto ha llovido”, relató Anastasio Choque, Jilakata de la comunidad, tras afirmar que sostienen permanentes reuniones con Epsas para exigir medidas de seguridad para resolver este y otros temas.

“Si no hubiera sido la nueva represa (Alto Hamapaturi) se hubiera inundado todo esto (señala el curso de las aguas del río Ajuancota y parte del cauce de Hampaturi), nos ha hecho pensar que podía reventar, por eso han empezado a inyectar”, refirió el dirigente.

La preocupación del Jilakata es corroborada por un comunario transportista, Donato Mamani, quien afirma que sintieron algunos movimientos de suelos. “Creemos que hay algunos movimientos, esta es una represa antigua y queremos una represa nueva, con la garantía que nos proporcione seguridad plena. Las últimas lluvias que han sido fuertes nos han puesto susceptibles”, refirió.

Tras la preocupación manifestada por los pobladores, personal de Epsas realiza las inyecciones de mantenimiento, de las que se dijo que asegurarán el mantenimiento de la represa. “Los técnicos están en permanente chequeo, nos dicen que todo está bien. Les hemos hecho notar nuestra preocupación; sin embargo, pensamos que debe hacerse otra represa”, señaló otro grupo de comunarios de Hampaturi, el cual puso de manifiesto la preocupación de pobladores de Chicani y Chinchaya, quienes, a pesar de los compromisos de las autoridades, no tienen actualmente agua potable.

HAMPATURI ALTO

De acuerdo con las previsiones técnicas de la represa Alto Hampaturi, anunciadas el 16 de julio del pasado año en ocasión de su entrega provisional, por parte de la constructora Tauro, esa estructura debió llenarse de agua en mucho más tiempo del ocurrido durante la pasada temporada de lluvia y cumplir la prueba de tanqueidad (para verificar que no haya filtraciones).

Esta infraestructura cumple las funciones de regulación para la represa de Hampaturi Bajo, captando aguas denominadas “volumen muerto”, porque estas discurren sin aprovechamiento alguno, pese a que su cantidad alcanza por lo menos a dos millones de metros cúbicos, cantidad que en la actualidad es parte de los seis millones que están ya almacenados. Sin embargo, la eficiencia del almacenamiento está vinculada a la calidad de la obra, cuya realidad no se conoce aún.

En un reciente recorrido efectuado por EL DIARIO, por la comunidad de Hampaturi y las represas de Alto y Bajo Hampaturi, según explicaron, no concluyeron aún los trabajos de verificación, mientras que en la nueva represa realizan inyecciones de cemento para remediar filtraciones.

ESTACIÓN REGULADORA

Otra preocupación manifestada por los pobladores del lugar tiene que ver con el estado de la infraestructura de la Estación Interruptora de Presión (EIP), cerca de ambas represas. Este equipamiento hidráulico debió ser repuesto por otro nuevo, en predio diferente, según lo anunciado el año 2016, en terreno con mayor estabilidad y condiciones físicas.

Sin embargo, a la fecha esta nueva obra no se ha empezado todavía. “La Estación (EIP) está muy peligrosa y eso estamos también reclamando a las autoridades , para cuyo efecto nos reunimos con los gerentes de Epsas y nos han asegurado que hasta junio va a empezar. Ya están tendiendo el puente”, refirió de su parte el comunario.

CONTRAPARTE

En observancia del equilibrio informativo, acerca de cada uno de los aspectos mencionados en esta nota, EL DIARIO solicitó conocer la versión oficial de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), requerimiento formulado en reiteradas oportunidades pero no fue atendido, a pesar de tratarse de información pública y de interés general. De manera, que esto puede dar lugar a presumir que en esa entidad no hay trabajo sobre el cual informar a la opinión pública, que es la más interesada en estos servicios.

A la sección Comunicación Social de la AAPS, a cargo del empleado Héctor Almanza, EL DIARIO solicitó respuestas acerca de: ¿Cuáles son las condiciones técnicas en las que está operando la represa de Alto Hampaturi, ante el llenado de agua más rápido de lo previsto?, ¿Se cumplió el período de prueba de tanqueidad? , ¿Cuándo se efectuará la entrega definitiva de la represa Alto Hampaturi?