Imagen1

El Diario, 2 de marzo de 2016. Más de 2.500 familias del municipio de Escoma quedaron damnificadas

El río Suches colapsó el fin de semana, causando una gran inundación en esta región altiplánica, donde los pobladores perdieron varias de sus pertenencias y hectáreas de cultivos.

Tras el recuento de los daños que dejó el desborde del río Suches, se pudo establecer que 31 comunidades y 2.500 familias quedaron damnificadas en la zona, informó el presidente del Concejo Municipal de Escoma, Celestino Apaza.

El municipio de Escoma, ubicado en la provincia Camacho del departamento de La Paz, fue declarado por las autoridades de este distrito zona de desastre natural, ya que en pasados días, más de 2.500 familias han sido damnificadas.

El río Suches colapsó el fin de semana, causando gran inundación en esta parte altiplánica, causando enorme preocupación en los lugareños, ya que perdieron varias de sus pertenencias y áreas de cultivos.

“Yo llegue el lunes a La Paz para informar de todo lo ocurrido en nuestro municipio, ya que fue declarado zona de desastre natural por las autoridades, debido a que estamos pasando un momento crítico”, dijo.

Señaló que las lluvias han ido en ascenso desde hace dos semanas, lo que ha causado varios desastres a nuestra provincia, con la pérdida de cultivos y otros bienes. “Nuestra gente está asustada y han muertos varios animalitos, necesitamos una comisión que realice una evaluación de los daños”, aseveró.
La autoridad expresó que solicitarán ayuda de la Gobernación y Defensa Civil, ya que hasta el momento no han recibido respuesta.

Dijo que desde hace dos días las lluvias no han cesado, “a causa de esto en la cordillera de Apolobamba cayo nieve, lo que causó el rebalse del río Suches”.

Explicó que de las 31 comunidades inundadas, 20 de ellas están prácticamente bajo el agua, la misma que cubrió los sembradíos de haba, papa y arveja; hay una pérdida total de estos sembradíos y se prevé que en más de seis meses recién secará la tierra.

INUNDACIÓN

La inundación máxima llegó hasta los dos metros de altura en poblaciones paceñas, cercanas a las riberas del río Suches. Entretanto, los estudiantes tienen que caminar por cerros, ya que las vías están anegadas.

Por otro lado, el director de Alerta Temprana y Prevención de Riesgos de la Gobernación paceña, Luis Alcoreza, informó que se trabaja en la atención de más de 20 mil familias afectadas de más de 30 municipios, tanto por sequías como por inundaciones.

De acuerdo a los últimos pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), la época de lluvias se extenderá hasta marzo, ya que en enero hubo déficit. El mes de mayor intensidad será marzo.

“La evaluación general de los dos eventos que se presentaron en La Paz son: sequías y lluvias; por un lado, se tienen acumulado todos los reportes de la sequía, que fue llegando a través de los municipios. Son 20 mil familias afectadas entre enero y febrero; y, por otra parte, se encuentran las lluvias y por ende las inundaciones, que incrementó el número de personas afectadas, sobre todo en sectores cercanos a los lagos y ríos”, expresó.

El responsable del área indicó que se tiene el reporte de dos municipios afectados, Escoma y Puerto Acosta. “Son municipios del altiplano cercanos a los ríos y lagos, como es el río Suches. Esta mañana fue enviada una comisión que, a su llegada, nos informó que hay problemas por inundación y el municipio de Puerto Acosta está igualmente comprometido. En ambos se está haciendo las evaluaciones del caso, sobre todo para la ayuda humanitaria inmediata”.