El Diario, 2 de septiembre de 2016. Vecinos amenazan con cerrar tuberías de aguas servidas

Dirigentes del Distrito 11 amenazaron con cerrar mañana las tuberías del D-7 que generan contaminación con aguas servidas a su jurisdicción.

Fermín Mamani, representante del sector, recordó que los manifestantes dieron un plazo a las autoridades ediles para resolver el conflicto, sin embargo, no fueron atendidos.

Para los vecinos, el vivir en constante contaminación como consecuencia de las aguas servidas que salen de las tuberías, se convierte en una de las mayores problemáticas para la población, que advierte en tomar determinaciones extremas como el cierre de tres tuberías, las cuales serían supuestamente las que trasladan las aguas contaminadas hasta su sector.

Los comunarios del sector dieron un plazo de 48 horas al municipio de El Alto, con la finalidad de definir una restructuración de esta problemática. “Con la finalidad de que la autoridad municipal sea quien nos convoque y defina cuál es la solución que propone para evitar la llegada de dichas aguas al sector de Ocomiste, caso contrario nuestro sector ha anunciado el cierre de las tres tuberías”, indicó Mamani.

La advertencia, fue dada a conocer en pasados días y reiterada en la víspera, con la finalidad de lograr alguna atención de la instancia municipal, caso contrario la dirigencia asegura que podrían “enterrar las tres tuberías, con tierra”. Eso Ocurrirá hoy en la mañana, para luego establecer el tema del emisario, por no tener supuestamente una respuesta por parte de funcionarios del Municipio.

La amenaza realizada por el sector, también se debe a la demanda de definir un Subalcalde nuevo. “Queremos una sucesión inmediata, de la autoridad del sector, para luego convocar a un ampliado a nivel distrital y que esta sea la instancia que defina la posición sobre el emisario y la planta de tratamiento de Tacachira”, indicó.

En pasados días el presidente del sector correspondiente al Distrito 11, Cristóbal Arratia, dio a conocer como principal preocupación que las comunidades pertenecientes a Fescom denunciaron la filtración de aguas servidas que se dirigen hasta este sector, aspecto que pone en riesgo la salud de sus habitantes, y el medioambiente al ser aguas altamente contaminadas.