Imagen3

El Diario, 20 de febrero de 2019. Según funcionaria municipal Deuda de Epsas impide ejecución de obras

La directora de Agua, Saneamiento y Recursos Hídricos de la Alcaldía de El Alto, Gabriela Tenorio, informó que una deuda de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), impide la ejecución de las obras en los cárcamos de bombeo del Distrito 7.

Cabe aclarar que el proyecto contempla una inversión de más 10 millones de bolivianos; la contraparte del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (Gamea) alcanza al 20 por ciento, en tanto que Epsas tiene un 80 %.

En los cárcamos dos y tres, ubicados en Chusamarca del Distrito Municipal 14, se han concluido las obras civiles, solo falta energía para darle funcionamiento; en tanto que en el cárcamo uno, situado en Ocomisto (D-11), queda pendiente la ejecución de los equipos de bombeo y la instalación de la energía trifásica.

“Respecto de la ejecución de los cárcamos de bombeo, hasta el momento sobrepasamos el 70 por ciento de ejecución. Sin embargo, es necesario esclarecer que Epsas aún nos adeuda 494.706 bolivianos para poder concluir y completar su contraparte que corresponde al 80 por ciento de financiamiento. En tanto no nos complete este monto nosotros no vamos a poder ejecutar los recursos de contraparte como Gamea, que son más de 3 millones de bolivianos”, aclaró la directora de Agua, Saneamiento y Recursos Hídricos.

Agregó que el Gobierno Municipal, desde la gestión 2016 hasta el 2018, mediante el Plan Operativo Anual, (POA) ha ido programando los recursos para la ejecución de las obras en el proyecto. Para esta gestión también está previsto inyectar recursos con el fin de garantizar la contraparte, toda vez que es un proyecto estratégico que va a solucionar la descarga de aguas servidas de los distritos 7 y 14.

“La contraparte de Epsas, en este caso, es del 80 por ciento, todavía nos adeuda casi medio millón, monto que, si no es transferido, nosotros no vamos poder pagar las planillas y no vamos a poder usar los recursos del Gamea, puesto que así lo establece la cláusula sexta del convenio, suscrito para la ejecución de los cárcamos de bombeo”, aclaró Tenorio.

Agregó que mandaron notas a Epsas desde julio de 2018 sin respuesta favorable. A ello, añadió que, por los problemas sociales suscitados durante la ejecución del cárcamo uno, no se ha podido terminar, sin embargo, ya se han hecho las gestiones sociales para poder viabilizar las obras y se estima que en marzo se continúe con los trabajos faltantes.

“No podemos vulnerar un convenio que ha sido aprobado por el Concejo Municipal, donde se establece la ejecución de toda la plata de Epsas y, al final, recién la plata del Gamea”, recordó la funcionaria edil.