Imagen1

El Diario, 20 de noviembre de 2015. Comienza construcción de planta de tratamiento de aguas residuales

La moderna infraestructura que procesará las aguas servidas de hogares e industrias de El Alto empezó a ser construida ayer luego de que autoridades ediles y representantes vecinales colocaran la piedra fundamental en la comunidad Tacachira del Distrito 7.

La nueva planta de tratamiento de aguas residuales será edificada en 730 días calendario con una inversión superior a los 52,29 millones de bolivianos, financiados en un 55 por ciento por el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto y el restante 45% por la Corporación Andina de Fomento.

“Es un proyecto que se venía arrastrando desde hace 10 años, porque los comunarios de Tacachira tenían la susceptibilidad de que esta obra iba a contaminar el lugar, pero hemos socializado las características que tendrá la planta y han quedado tranquilos, porque será una obra con toda la tecnología necesaria”, explicó la alcaldesa Soledad Chapetón.

ACTO
La firma del documento que autoriza el inicio de obras se hizo en la plaza central de Tacachira, ante una multitudinaria concentración de vecinos de los distritos 5, 7, 11 y 14 que serán los principales beneficiados. Posteriormente, la concentración de personas acompañó a las autoridades ediles hasta el terreno en el que se erigirá la planta, donde ofrecieron ofrendas a la ‘Pachamama’ (Madre Tierra).
“Cumpliremos con todas las garantías de respeto al medioambiente y a los mismos vecinos, hemos comprobado que la empresa cumple con todo lo acordado para que esta sea una obra moderna”, dijo la Alcaldesa.

DETALLES
La planta de tratamiento de aguas residuales de Tacachira será la segunda de El Alto (después de la de Puchucollo), sin embargo, será la de mayor innovación del país puesto que tendrá cubiertas para impedir la emanación de olores en los sistemas de procesamiento preliminares, primarios y secundarios, que a su vez evitarán la contaminación de los ríos a los que son desviadas las aguas residuales.

Se instalarán rejas, desarenadores y medidores de caudales para iniciar el tratamiento de las aguas, para posteriormente depositarlas en tanques ‘imhoff’ y ecualizadores, donde se emplearán filtros percoladores que quitarán las impurezas para pasarlas a la refinación secundaria con la que se desinfectara el líquido para su disposición final en Río Seke.

“La primera garantía de que esta planta sea eficiente y con toda la tecnología es la Alcaldía misma, porque nosotros vamos a ser los supervisores y fiscalizadores, junto al Ministerio de Aguas y Medio Ambiente, para que esta planta cumpla con todo lo que se está comprometiendo”, afirmó Chapetón.

A su turno, el secretario general de la Comunidad Tacachira, Marco Sánchez, anuncio que con la firma del acta se consolidará la obra esperada por los vecinos, que ante la ausencia de una red de alcantarillado sanitario veían afectada su salud.

“Han venido los ex alcaldes Fanor Nava, Édgar Patana y Zacarías Maquera, pero ninguno nos ha dado las soluciones que ahora por fin tenemos para la alegría de todos los vecinos, porque sabemos que ahora las mejoras van a llegar”, dijo el dirigente.

La alcaldesa Chapetón detalló que además de las características óptimas de construcción, los vecinos del Distrito 7 solicitaron que la Subalcaldía de esta jurisdicción cuente con una infraestructura propia al frente de la plaza principal de Tacachira, puesto que anteriormente la misma operaba en un domicilio particular al que solo podían ingresar algunos dirigentes.