Imagen1

El Diario, 21 de octubre de 2015. Falta de agua castiga a cochabambinos

La escasez del líquido elemento obliga a Semapa a realizar ajustes en la distribución a la población.

Cochabamba, (EL DIARIO).- El gerente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Gamal Serhan, informó esta semana que los niveles de agua en la represa de Escalerani y Wara Wara disminuyeron considerablemente lo que podría derivar en un racionamiento.

“La demanda de agua es de 1.894 litros por segundo, el caudal ha disminuido a unos 800 litros”, precisó.

La falta del líquido elemento obligó a que la empresa realice ajustes en la distribución a la población. Mientras en la zona central se dota de agua todos los días o pasado un día, en la zona sur y norte, solamente llega una vez a la semana y por horas reducidas. Los ciudadanos recurren a cisternas y turriles.

“En varios distritos de la ciudad no hay agua, la solución no pasa porque corten, tienen que ver otras opciones para garantizar la distribución”, manifestó el representante de la Federación de Juntas Vecinales, Mario Unzueta.

En tanto que, el jefe de la Red de Distribución de Agua Potable, Diego Mejía, indicó que la distribución del líquido elemento se realiza por zonas, días y según la presión de agua que se tenga. Durante toda la semana, se llega a toda la población aunque cada vez se reduce la cantidad y el tiempo de suministro.

“No hay ningún plan de redistribución, estamos llegando a toda la población con el agua que tenemos”, indicó.

Acotó que debido al crecimiento de la población, existe un déficit de agua. Semapa actualmente sólo cuenta con 1.036 litros por segundo del total requerido que casi vendría a ser el doble.

En relación al caudal de agua que recibe Semapa de la empresa Misicuni señaló que es insuficiente para cubrir el déficit que existe. La empresa recién podrá contar con 1.000 litros de agua potable adicionales una vez que se concluya la construcción de la represa de Misicuni y los túneles de trasvase.

Al respecto, el presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, reiteró que hasta enero del próximo año se concluirá la obra en su segunda fase. Misicuni dotará de 2.000 litros de agua por segundo, el 50% será para consumo humano y el otro 50% para riego de cultivos agrícolas.

A la escasez de agua potable que afecta a la ciudad y principalmente a los municipios de Omereque y Pasorapa en el Cono Sur, se suma la falta de lluvias que recién empezarían en el mes de noviembre según previsiones del Senamhi.