Imagen3

El Diario, 22 de marzo de 2016. UMSS confirma falta de oxígeno en laguna Alalay

El informe del Centro de Aguas y Saneamiento Ambiental (CASA) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) confirmó ayer que la falta de oxigenación de las aguas de la laguna Alalay ocasionó la muerte de miles de peces, aves y patos silvestres.

En conferencia de prensa, la directora de CASA, Ana María Romero, informó que los resultados de laboratorio tomados de las muestras de agua y peces de la laguna Alalay revelaron que el lugar presenta elevados niveles de contaminación que redujeron los niveles normales de oxigenación para mantener la vida de la especies acuáticas.

“Los niveles de oxígeno han disminuido, es una de las principales causas para la mortandad de peces y aves”, postuló.

Según declaraciones de Romero, la UMSS envió informes periódicos a la Alcaldía de Cercado sobre la situación ambiental del antes denominado espejo de agua. El descuido de las autoridades y la falta de recursos económicos ocasionaron el desastre ambiental de magnitud.

“Se debían tomar las previsiones del caso, la falta de medios imposibilitaron la realización de los trabajos de emergencia”, remarcó.

Asimismo, identificó como otros factores de contaminación, al ingreso de aguas servidas de alcantarilla, y excesiva presencia de nutrientes provenientes de las algas marinas conocidas también como macrófitas que no fueron extraídas de la laguna los últimos meses. Se acumuló sedimentación y partículas tóxicas.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Alexandra Moreira, inspeccionó ayer los alrededores de la laguna donde evidenció que continúan muriendo patos silvestres y aves por las aguas contaminadas. Pidió al municipio de Cercado que acelere los trabajos de emergencia.

En tanto que, autoridades del municipio informaron que las especies rescatadas fueron trasladadas hasta el refugio de los animales cercano al lugar donde reciben tratamiento y se recuperan. Se activaron sistemas de oxigenación, pero son insuficientes. A casi dos semanas del desastre ambiental, el panorama poco o nada cambió en el lugar.

El biólogo Alan Lisperguer alertó que si no se toman acciones inmediatas para oxigenar la laguna mediante el desfogue y dragado de las aguas contaminadas, para remplazarlas con un nuevo caudal, el impacto tendría consecuencias peores en todo el ecosistema del lugar.