imagen1

El Diario, 23 de diciembre de 2016. Chile reitera voluntad de ayudar a Bolivia por sequía

El Gobierno de Chile reiteró hoy su voluntad de enviar ayuda humanitaria a Bolivia ante la severa sequía que afecta a algunas zonas de ese país.

Mediante una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ejecutivo recordó ayer que el pasado 1 de diciembre tomó contacto con las autoridades de Bolivia para coordinar la entrega de la ayuda humanitaria ofrecida por nota el 24 de noviembre pasado al vecino país.

“La mencionada ayuda ofrecida consiste en 26.000 litros de agua envasada que sería transportada por vía terrestre a la localidad fronteriza boliviana más cercana a Chile que el Gobierno de la República Plurinacional de Bolivia indique”, precisa la nota según la agencia española EFE.

Añade que el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia ha señalado “que nuestro ofrecimiento ha sido transmitido al Gabinete del Agua, instancia ministerial encargada de coordinar la acción del Gobierno boliviano ante dicha sequía”.

Puntualiza el comunicado de la Cancillería chilena que hasta la fecha, las autoridades bolivianas no han permitido la materialización de este ofrecimiento de cooperación y ayuda humanitaria, motivo por el cual el Gobierno de Chile “reitera su voluntad de apoyar al Gobierno boliviano para superar esta grave emergencia humanitaria”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, firmó el pasado 21 de noviembre un decreto que declara “emergencia nacional” en el país a causa de la sequía, que ha ocasionado racionamientos de agua en varias regiones, pero sobre todo en La Paz.

ARGENTINA

Bolivia no pudo recibir la ayuda del gobierno de Mauricio Macri por la emergencia de la sequía y el desabastecimiento de agua potable en el occidente del país, porque los carros cisternas que transportaban el líquido eran de gran dimensión, lo cual hubiera dificultado su tránsito en los caminos y ciudades donde se iba a distribuir el agua donada por Argentina, informó a EL DIARIO el embajador Normando Álvarez.

“La Cancillería argentina envió hasta la frontera varios cisternas pero de gran tamaño, entonces la Ministra de Salud nos envió una nota diciendo que era muy difícil utilizar esos cisternas por el tamaño para manejar en La Paz (y) que no iban a ser efectivos, (pero) que nos agradecía por ese aporte”, declaró el diplomático argentino.