Imagen2

El Diario, 23 de febrero de 2015. Evacúan a 288 familias en Cobija por inundaciones

El gobernador de Pando, Edgar Polanco, informó que desde aproximadamente las 02.30 horas de ayer las aguas continuaron subiendo de nivel de hasta siete centímetros por hora, especialmente en la avenida de la Circunvalación de la población de Bolpebra, barrio Mapajo, de cuyo sector cerca de 288 familias fueron evacuadas.

De acuerdo con el informe de la autoridad, en el momento producto de este problema el Servicio Departamental de Salud habría desplegado más personal médico (80), 15 brigadas de salud enviados hacia el sector de Porvenir, para prevenir algunos problemas de salud que puedan presentarse producto del crecimiento de las aguas en esa región del departamento de Pando.

“En el momento tenemos una tensa calma, además más siete familias han sido evacuados a diferentes albergues y producto de estas acciones que hemos realizado la población está tranquila, porque en coordinación con algunas instituciones se ha podido colaborar, por lo tanto la gente está tranquila evacuando su casa”, manifestó.

En cuanto al apoyo en vituallas y otras necesidades hasta el momento los damnificados recibieron la dotación de aproximadamente cuatro toneladas de diferentes productos entre alimentación y otros quienes se encuentran distribuidos en cinco albergues.

EPIDEMIOLOGÍA

Por su parte, el responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud de Pando, Jhonny Velarde, señaló que el trabajo de alerta se inició desde el 19 de febrero, el primer trabajo es el control y revisión en los ocho albergues donde están cobijados las familias afectadas.

De la misma manera, se tiene previsto la funcionalidad de la atención médica a los afectados, debido a que se debe prevenir el brote de alguna enfermedad o algún mal, producto de la inundación que se ha registrado especialmente en la madrugada del domingo.

“En los ocho albergues tenemos a 288 familias con un total de 1.563 personas, por lo que ya hemos sobrepasado al que fue el año 2012, en cantidad de familias afectadas, por eso es que hemos previsto todo como en el consumo de agua y servicios en coordinación con el municipio solo faltaría un 40 por ciento, de la misma manera tenemos habilitados los baños al cien por ciento y lo que es más importante la atención médica vamos a cumplir las 24 horas de atención cada ocho horas”, manifestó el galeno.

De la misma manera se ha previsto la atención de emergencia, para el cual se cuenta con atención hospitalaria que ya está armado con todos los requerimientos para este tipo de casos y para familias que se encuentren en otros sitios pueden acudir a centros de salud del lugar.
Rodolfo Villarroel, otro de los galenos de epidemiología del Sedes Pando, dijo que a se ha previsto la dotación de medicamentos y mediante el hospital Roberto Galindo se tiene la distribución en los lugares donde se pueda detectar algún problema de salud.

“Tenemos también una atención de psicólogos para aquellas personas que sufren de alguna enfermedad, quienes pueden acudir y de esta forma realizar el trabajo de brindarles un aliento para que puedan sobre llevar el momento que están pasando”, dijo el galeno.

En el momento las enfermedades que más se atendieron son las diarreas, infecciones respiratorias agudas y gastrointestinales, también se atiende a seis embarazadas que se encuentran en los albergues recibiendo un trato especial.

ALIMENTOS

Por su parte, el director general de Emergencias del Ministerio de Defensa, almirante Reynaldo Pinola, dijo ayer que se envió un stock de colchones y raciones secas (4.5 toneladas de alimentos) para la gente que fue evacuada y que en la actualidad se encuentra en albergues de la capital pandina.

DESCENSO DE AGUAS

El ministro de Defensa, Jorge Ledezma, dijo ayer, tras una inspección aérea, que las lluvias cesaron en el departamento amazónico de Pando y que las aguas del río Acre tienden a bajar, tras el desborde de ese afluente que afectó a más de mil personas.

“De acuerdo al informe del Comandante de la Armada Boliviana, hemos estado 100 kilómetros arriba, y ya han parado las lluvias, esto significa que de pronto centímetros o metros (del nivel del agua) van bajando, lo que por supuesto nos alegra, porque eso significa que bajarían la aguas”, dijo en un contacto con los medios estatales.