Imagen4

El Diario, 27 de junio de 2016. Tragedia medioambiental Río Pilcomayo sufre sequía y animales mueren deshidratados

La Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN) afirma que la contaminación minera causó aquel desastre.

Las autoridades paraguayas responsabilizan a una empresa ubicada en Argentina que realiza labores de dragado en la zona de la Laguna Escalante.

Voluntarios visitan el Chaco e intentan rescatar los animales que logran sobrevivir.

El río Pilcomayo o Araguay, que fluye por territorio boliviano, paraguayo y argentino, atraviesa la segunda sequía crucial de su historia, puesto que la primera fue en el año 1996 y 1997. Actualmente, las autoridades de Paraguay declararon emergencia ambiental; mientras que, en el país aún no hay pronunciamiento de las autoridades nacionales pese al clamor de ayuda de los habitantes de esa región.

Transcurrieron ya 19 años desde que el caudal del río Pilcomayo empezó a descender, ahora la situación es más crítica debido a que la sequía que se registra en aquella cuenca genera la agonía y muerte de cientos de yacarés, peces y otros animales que se protegían en esos lugares.

De acuerdo con el ministro de Obras Públicas de Paraguay, Ramón Jiménez, la falta de agua en la cuenca paraguaya del Pilcomayo se debe a: la ausencia de lluvias en Bolivia, pero también a las irregularidades detectadas en la comisión paraguaya.

CONTAMINACIÓN MINERA EN BOLIVIA

La Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN) identificó al menos 1.800 puntos de contaminación minera en la Cuenca Alta de Potosí y Chuquisaca, lo cual perjudicó al caudal que ahora pareciera ser tan solo un recuerdo.

El País Plus de Tarija, informó que el director de la (OTN), Pablo Canedo, dijo que, a través del monitoreo de cuencas de los ríos en el sur de Bolivia, se logró identificar los puntos de contaminación, la mayoría están en el departamento de Potosí, donde la mayoría de las empresas mineras no estarían cumpliendo con leyes medioambientales y mineras.

En Bolivia, al menos 600 comunidades de las cuencas altas, 315 de Chuquisaca, 200 en Potosí y 150 en Tarija se encuentran afectadas por la sequía del río.

Canedo adelantó que se inició las gestiones para que las autoridades departamentales de Tarija, Chuquisaca y Potosí, sostengan una reunión para conformar un comité nacional de cuidado y preservación de las aguas del río Pilcomayo.

PROBLEMA TRINACIONAL

El problema que atraviesa la rivera deberá ser tratado en una reunión trinacional (Bolivia, Paraguay y Argentina). Hasta la fecha, las autoridades nacionales bolivianas no emitieron ningún pronunciamiento oficial, de la misma forma en Argentina.

Mientras tanto, en Paraguay el Congreso declaró hace un par de días emergencia ambiental en el área de influencia del río Pilcomayo por considerarse la peor sequía de los últimos 19 años.

DESVÍO DE LA CUENCA

Por otra parte, las autoridades paraguayas responsabilizan directamente a la compañía responsable de las labores de dragado en la zona de la Laguna Escalante, ubicada a 40 kilómetros de la frontera con Argentina.

Según el diario ABC, la Fiscalía del Paraguay comenzó una investigación formal a la empresa, porque debe garantizar el cuidado medioambiental en una parte de las obras y que, al parecer, no habría cumplido con su cometido: llevar agua desde la laguna para aumentar el caudal de la cuenca del río.

YA ES TARDE

Para el exdirector de la Comisión Nacional del Pilcomayo, Wenceslao Vargas, ya es demasiado tarde pensar en medidas correctivas para lograr que el río vuelva a ingresar al Chaco paraguayo y lo que queda es aspirar a ejecutar obras para lograr “cierta humedad” en la zona y prepararse mejor para el próximo período de lluvias.

En recientes declaraciones a radio ABC de Paraguay, sostuvo que es factible ejecutar trabajos a corto plazo a fin de captar al menos “las aguas bajas”. “Las aguas bajas pueden ir regando, cargando e ir dando cierta humedad, si se tiene preparado todo para que el agua llegue hasta General Díaz”, mencionó.

RESCATE DE ANIMALES

El fin de semana, voluntarios paraguayos denominados “Ya estamos cansados de sus leyes” fueron hasta al Chaco para constatar la gravedad ambiental y de ese modo presionar a las autoridades una acción inmediata para rescatar a los animales que quedan y que agonizan en suelos húmedos donde antes existía el recurso hídrico.

Según fuentes internacionales, los voluntarios iniciaron el sábado el trabajo de rescate y continuarán con aquella labor durante los próximos días.

SECO DURANTE UN AÑO

El poblador de la zona de Cañada La Madrid del Chaco, Eloy Boggino, se comunicó con el programa La Lupa de Telefuturo y comentó la realidad que viven desde hace un año, informó el periódico digital Última Hora.

Boggino calificó la situación como “muy grave” y señala que ni siquiera una gota de agua ingresa al Paraguay. “Efectivamente el Pilcomayo es un río difícil, problemático, pero hay mucha desidia”, lamentó.

APUNTES

- La cuenca del río Pilcomayo, de 288.360 km², abarca una importante región de recursos naturales de Latinoamérica, compartida por Argentina, Bolivia y Paraguay.

- La región ha experimentado procesos que llevan hoy a una condición de riesgo en la sostenibilidad ambiental, de la Cuenca.

- Los gobiernos de los tres países, con el objetivo de reducir los impactos negativos sobre el recurso hídrico, el ambiente y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, consolidan su punto de vista de Cuenca Trinacional unificando criterios e impulsando objetivos comunes.

- Alrededor de 60 millones de personas en Suramérica, el Caribe, sur de África, Centro, Asia y el Pacífico tratan de sobrevivir, pero padecen de sequías, según los datos del secretario general adjunto de la OCHA, Stephen O’Brien.