Imagen4

El Diario, 28 de marzo de 2016. Quillacollo corre riesgo de perder represa de Cotapachi

Como un desierto, así luce lo que un día fue la laguna de los incas que sirvió para mantener el maíz en los silos y el principal espejo de agua en la zona de Cotapachi en el municipio de Quillacollo.

Hace 15 años no hay agua o la que existe está contaminada, primero por el botadero que antes existía en la zona y ahora por el río Rocha, reconoció uno de los vecinos que vive en la zona de Tiquirani al extremo sur de la laguna, David García.

CONTAMINACIÓN

Entretanto, aves migratorias como garzas y patos pasan volando en busca de un espacio de agua para descansar. “Los patos vienen cada día, pero no tienen donde estar porque todo es tierra ya”, aseveró.

Desde la parte superior que permite una vista de la laguna se observan al menos 10 estanques de agua diseminados en diferentes lugares. Al consultar el porqué de esta situación al concejal del municipio de Quillacollo, Víctor Osinaga, afirmó que hace algunos meses maquinaria pesada llegó a la zona para sacar la arcilla que hay en la laguna, materia primaria para la fabricación de ladrillos y tejas.

Hacia el extremo este, Ancelmo Lazo riega sus maizales, avena y alfa con agua del río Rocha a través de un canal improvisado. Una bomba se encarga de hacer llegar el agua a todo el terreno. El líquido es negro y al salir con presión produce una espuma, producida por los desechos que botan las fábricas.

PATRIMONIO NATURAL

Caminando un poco más, dentro la laguna, causa impacto una zona uniforme de 63 hectáreas donde existen dos canchas de fútbol, una pista de Motocross y una “pampa” utilizada para la práctica de paracaidismo.

La Ordenanza Municipal Nº 98 del Concejo Municipal de Quillacollo declaró en 2009 a la laguna de Cotapachi como patrimonio natural y ecológico, reconocido como bien municipal. Sin embargo, las 181 hectáreas se dividen en dos: 117 que corresponden al vaso de agua y 63 al sector de equipamiento municipal.

Según el responsable de la Dirección de Desarrollo Rural, Productivo y Medio Ambiente de Quillacollo, Milton Copa, a la división falta añadir 10 hectáreas colindantes con las canchas donde anunció que se pretende construir un parque acuático como parte de un circuito turístico.

Más de cuatro vecinos de la zona coincidieron en afirmar que las autoridades no protegen la laguna porque, por ejemplo, en un sector donde hay totorales se registró un incendio. Los pastores que cuidan a sus ovejas y chivos se lamentan que desde hace un año todo está seco y sin lluvia. (Tomado de Los Tiempos digital)