imagen1

El Diario, 28 de septiembre de 2016. Informe devela que Nueve de cada diez personas respira aire contaminado en el planeta

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de un informe oficial de la calidad del aire, develó ayer que el 92% de la población mundial, nueve de cada diez, vive en lugares donde los niveles de calidad del aire exceden los límites fijados por la entidad internacional.

La subdirectora General de la OMS, Flavia Bustreo, a través de un comunicado oficial de la OMS/OPS, señaló que “el nuevo modelo de la OMS muestra los países donde existen zonas de riesgo, debido a la contaminación del aire, y proporciona información de referencia para monitorear los progresos en la lucha contra este fenómeno”.

AIRE EXTERIORES

Respecto de la contaminación del aire de exteriores (o aire ambiente) por país, unos 3 millones de muertes al año están relacionadas con la exposición a la contaminación de aire de exteriores.

Es decir que la contaminación del aire de interiores puede ser igualmente letal. En 2012, según las estimaciones, 6,5 millones de muertes (11,6% de todas las muertes mundiales) estuvieron relacionadas con la contaminación del aire tanto de interiores como de exteriores.

Casi el 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, y casi dos de cada tres se producen en las Regiones de Asia Sudoriental y del Pacífico Occidental de la OMS.

En tanto el 94% de las muertes se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, la neumopatía obstructiva crónica y el cáncer de pulmón. La contaminación del aire también aumenta el riesgo de infecciones respiratorias agudas.

“La contaminación del aire continúa dañando la salud de las poblaciones más vulnerables, a saber, las mujeres, los niños y las personas de edad avanzada”, añadió Bustreo.

Apuntó que para que las personas estén sanas, deben respirar aire limpio, desde la primera inhalación hasta la última.

Entre las principales fuentes de contaminación del aire figuran los modos ineficientes de transporte, la quema de combustible en los hogares y la quema de desechos, las centrales eléctricas y las actividades industriales. Sin embargo, la actividad humana no es la única fuente de contaminación del aire. Por ejemplo, las tormentas de arena, especialmente en regiones cercanas a desiertos, también pueden influir en la calidad del aire.

ANTECEDENTES

En septiembre de 2015, los líderes mundiales fijaron una meta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible consistente en reducir para 2030 el número de muertes y enfermedades provocadas por la contaminación del aire.

En mayo de 2016, la OMS aprobó una nueva “hoja de ruta” destinada a acelerar las medidas para hacer frente a la contaminación del aire y sus causas. En la hoja de ruta se hace un llamamiento al sector de la salud para que intensifique la vigilancia de la contaminación del aire a nivel local, evalúe las repercusiones sanitarias y ejerza un mayor liderazgo respecto de las políticas nacionales que afectan a la contaminación del aire.