El Diario, 3 de marzo de 2016. Construyen planta de tratamiento de aguas. Las obras comenzaron ayer

La empresa Nuevo Amanecer inició ayer la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de Tacachira en el Distrito 1.

Esta moderna planta procesará aguas servidas de hogares e industrias de los distritos 7 y 14 de la urbe alteña. La empresa constructora tiene un plazo de 730 días calendario para edificar la planta, según informó el director Municipal de Agua y Recursos Hídricos, Walter Kantuta.

La obra tiene una inversión mayor a 49 millones de bolivianos, financiados en un 45 por ciento por el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto y el restante 55% por la Corporación Andina de Fomento (CAF).

“Las anteriores autoridades no han podido dar curso a este proyecto que se venía arrastrando desde hace 10 años, porque los comunarios de Tacachira tenían la susceptibilidad de que esta obra iba a contaminar el lugar, pero hemos socializado las características que tendrá la planta y han quedado tranquilos, porque la obra tendrá toda la tecnología necesaria”, explicó Kantuta.

PLANTA

La infraestructura será la segunda de El Alto, después de la planta de aguas residuales de Puchucollo.

La planta de tratamiento de aguas residuales de Tacachira es construida sobre una superficie total de 4.000 mil metros cuadrados, en un terreno cuya extensión total es de 8.000 metros.
Según el proyecto, contará con las mejores innovaciones y la más moderna del país. Tendrá cubiertas para impedir la emanación de olores en los sistemas de procesamiento preliminares, primarios y secundarios, que a su vez evitarán la contaminación de los ríos a los que serán desviadas las aguas residuales.

“Se instalarán rejas de retención de material sólido, también desarenadores y medidores de caudales para iniciar el tratamiento de las aguas, para posteriormente depositarlas en tanques imhoff y ecualizadores, donde se emplearán filtros percoladores y decantadores secundarios, para pasarlas a la decloración y desinfección del líquido para su disposición final en el río Seke”, explicó el especialista hidráulico y residente de obra, Jaime Córdova.

SUPerVISIÓN

De acuerdo con Kantuta, ocho comisiones del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto se encargarán de supervisar y fiscalizar la obra, como garantía de que la planta sea eficiente y se edifique con toda la tecnología necesaria y cumpla con todo lo acordado con los comunarios.

Según declaraciones del funcionario municipal, al momento la empresa Nuevo Amanecer, realiza tareas de demarcación de linderos, desengrosado de terreno, excavación de suelo para la construcción de muros de enmallado con una altura de dos metros medio. Además del acopio de material de trabajo.