Imagen2

El Diario, 3 de marzo de 2016. Riadas y granizadas afectan a 72 hectáreas en Arani y Vinto

Las comunidades anegadas son: Sucre, Balcones, Pujyupujyo Chico, Pocoata Alto y Pocoata Centro. Las pérdidas agrícolas alcanzan el 30% de la producción de la región.

Cochabamba, (EL DIARIO).- El secretario departamental de Desarrollo Productivo, Pedro Padilla, informó ayer que 72 hectáreas de cultivos agrícolas se vieron afectados por riadas y granizadas en los municipios de Arani y Vinto. En el trópico de Cochabamba mantienen la alerta por la crecida de ríos.

“En el municipio de Arani fueron afectadas cinco comunidades, 130 familias y diez hectáreas de cultivos agrícolas”, precisó.

Según declaraciones de Padilla, las comunidades anegadas son: Sucre, Balcones, Pujyupujyo Chico, Pocoata Alto y Pocoata Centro. Las pérdidas agrícolas alcanzan el 30% de la producción de la región.

“Se han dañado los cultivos de papa, maíz y platas frutales que fueron arrasadas por el desborde del rio Arani”, puntualizó.

VINTO

Por otra parte, en el municipio de Vinto, en el valle bajo de Cochabamba, producto de las lluvias y heladas cuatro comunidades resultaron anegadas donde se perdieron 62 hectáreas y 209 familias resultaron afectadas.

“Se han visto afectadas las plantaciones de papa, cebolla, arveja, maíz, alfa alfa y otras hortalizas”, señaló.

En este segundo municipio, las comunidades afectadas fueron: Pantipata, Pantipata B, Llave Grande y Chaqui Potrero. Las pérdidas agrícolas llegan al 85% de la producción en esta región.

La autoridad de la Gobernación indicó que se coordina con los municipios para asistir a las familias afectadas con la provisión de insumos, semillas y fertilizantes que serán entregados en las próximas semanas mediante el Servicio Departamental Agropecuario (Sedag).

CHAPARE

Por otra parte, el director de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR), Óscar Soriano, ratificó que en la zona del trópico de Cochabamba, debido a las intensas precipitaciones pluviales que los últimos días, varios ríos aumentaron sus caudales de agua poniendo en alerta a las autoridades.

“Tenemos crecidas de ríos en el Chapare, pero están dentro lo previsible, estamos alertas ante cualquier situación de emergencia que se presente”, indicó.

No obstante, técnicos de la UGR confirmaron que unas 600 familias se vieron anegadas por el desborde de ríos en el municipio de Puerto Villarroel que se registraron el fin de semana.