Imagen1

El Diario, 3 de marzo de 2016. Río de Apolo destruye viviendas y cultivos

Las lluvias están afectando a varios municipios paceños, entre los que se encuentran los valles, Sud y Nor Yungas, además del altiplano.

Las lluvias persisten en Apolo. Desde el lunes, el río Quita Calzón lleva gran cantidad de material de arrastre, lo que llegó a dañar a más de 30 viviendas. También arrasó árboles de gran magnitud y rocas, según informó el alcalde del municipio, Mario Vaquiata.

Las intensas lluvias están afectando a varios municipios del departamento de La Paz, entre los que se encuentran los valles, Sud y Nor Yungas y parte del altiplano.

Vaquiata expresó que las viviendas afectadas son más de 30, también se han visto áreas productivas perturbadas por la crecida de los ríos.

Hay varios sectores llenos de material de arrastre, campos deportivos inundados y muros remojados. Los suelos están con bastante humedad, ya que el río ha ingresado a los poblados y arrastrado árboles, rocas, entre otros, indicó el Alcalde de Apolo.

En este sentido, señaló que las lluvias se han ido sintiendo con mayor fuerza en las madrugadas.

Hay varias casas que son precarias, de adobe, y decenas de vecinos tratan de salvar sus colchones, roperos, electrodomésticos y otros enseres, porque el río se está desbordando.

Dijo que los pobladores viven bajo la amenaza de los efectos naturales. Desde hace varias semanas han tenido la pérdida de sus cultivos y sus animales; “el 51% del municipio de Apolo está afectado”, estimó la autoridad edilicia.

“Hemos recibido reportes de otros pueblos colindantes con Apolo, que también han sido golpeadas por los fenómenos climáticos”, dijo.

RUTAS

Las intensas lluvias registradas, desde pasados meses, han causado derrumbes en las vías camineras entre Escoma-Charazani-Apolo, lo que provocó que el municipio de Apolo se encuentre en emergencia.

José Mendoza, de la circunscripción indígena 15, expresó que se han realizado inspecciones para conocer el estado del camino carretero Escoma-Charazani-Apolo.

Las lluvias caen todos los días y están provocando desastres en todo el departamento de La Paz y Bolivia. Los caminos se hallan cortados, no hay entrada ni salida de las movilidades.

Mendoza pidió la intervención del Gobierno, a través de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), para que esta entidad realice las limpiezas necesarias en la vía troncal y las rutas secundarias hacia el municipio de Apolo.

PRECAUCIÓN

Asimismo, pidió a los transportistas conducir con precaución por estas vías, ya que se han detectado varios derrumbes y esto provoca preocupación en los pasajeros que han optado por quedarse en las rutas, debido a que temen por sus vidas.

En el norte paceño, las lluvias y las consecuentes crecidas de ríos, han ido afectando paulatinamente a las provincias Larecaja, Abel Iturralde (donde está Ixiamas), Franz Tamayo, Caranavi y Sud Yungas.

En esas cinco provincias hay 19 municipios, que también sufren las inclemencias del temporal, entre los más importantes están Sorata, Tipuani, Guanay, Mapiri, Ixiamas, San Buenaventura, Apolo, Caranavi, Chulumani, La Asunta y Palos Blancos.