Imagen1

El Diario, 3 de noviembre de 2015. Manejo inadecuado de basura será multado con 40 salarios mínimos

La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alejandra Moreira, informó que la nueva Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos incluirá sanciones de uno a 40 salarios mínimos para las personas que no den un correcto tratamiento a la basura.

“Posiblemente desde uno a 40 salarios mínimos nacionales, esto es parte de las sanciones administrativas que se están previendo en la ley, se tiene de acuerdo a las faltas leves, graves o gravísimas”, dijo Moreira.

Estas sanciones se especificarán mucho más en la reglamentación de la ley, que se realizará en los próximos seis meses.

Serán considerados infractores aquellas personas que queman la basura, que echan los desechos en ríos, lagos, lagunas o la contaminación con líquidos que se desprenden de los residuos (lixiviados) a las fuentes de agua, y una serie de figuras prácticas que serán sancionadas de acuerdo a la normativa.

En la ley también destaca la clasificación de los residuos sólidos en orgánicos e inorgánicos, reciclables y no reciclables, esto con la finalidad de procesar de manera adecuada.

“Del 100% de la basura que nosotros generamos, 60% puede ser reutilizable, puede ser procesada (…), el otro 20% será compuesta de plástico de vidrios, puede ser reciclable y el otro 20% será efectivamente la que se deba disponer de manera final en los rellenos sanitarios”, explicó la autoridad.

Moreira dijo que con este proceso los rellenos sanitarios serán liberados en gran manera y sólo un 20% de la basura será destinada a estos depósitos.

Finalmente, la ministra indicó que cerrarán los botaderos a cielo abierto, con el propósito de aportar al mejoramiento del medioambiente y la salud de la población.

BASURA EN BOLIVIA

De acuerdo con estimaciones realizadas, en Bolivia se genera cerca de dos mil toneladas de basura al día, del total apenas se recicla unas 50 mil toneladas, esto es el resultado de pañales desechables, botellas de plástico, cáscaras de frutas o verduras, papeles, bolsas y otros.

Según el informe de la Dirección General de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Dggirs) 55,2% son residuos orgánicos, 22,1% son desechos reciclables (papel, plástico, vidrios, metales) y el restante 22,7% es basura no reciclable.