Imagen2

El Diario, 30 de junio de 2016. Río Pilcomayo se seca lentamente

Autoridades bolivianas descartaron daño ecológico en nuestro territorio.

Tarija (Agencias).- El río Pilcomayo, que atraviesa tres países en este continente, continúa muriéndose lentamente como ocurre en los últimos años, en medio de la indiferente mirada de propios y extraños, este año habrá poco sábalo y de tamaños mínimos, indica un artículo publicado en el Nuevo Sur.

“Seguramente va haber sábalo, no será un año crítico como hace dos años, pero lamentablemente el stock pesquero del Pilcomayo ha bajado muchísimo, definitivamente este río ya no es como el conocido hace 5 o 10 años”.

La declaración pertenece al director de la organización Nativa (Naturaleza, Tierra y Vida) Iván Arnold Torres al informar que el bañado La Estrella, en Argentina, está totalmente seco y en lugar de agua hay quema y chaqueo en su interior.

El poco sábalo que subirá a Bolivia este año es del Paraguay, definitivamente en la Argentina hay poco agua, en territorio paraguayo se fueron formando unos bañados grandes en la zona conocida anteriormente como los Esteros de Patiño.

La producción de sábalo en el Pilcomayo este año será inferior en un 40 por ciento respecto los anteriores años, “pensar en el sábalo en cantidades comerciales que había antes, con camiones que se iban a La Paz o las minas, es prácticamente imposible”.

Hace 4 o 5 años se pidió prohibir la pesca comercial para permitir la recuperación de la población del sábalo, sin embargo, no se concretó y las consecuencias están a la vista. La pesca para la subsistencia de los indígenas hubiese seguido y continuado.

El Pilcomayo es un río que nunca pudo comunicarse con el río Paraguay, siempre quedó en un Estero, antes el Estero de Patiño y desde hace unos 20 años hasta ahora, el bañado La Estrella, que es el lugar de cría de los pescados o sábalos.

Este criadero de peces comenzó a secarse hace tres años, ya no hay un lugar donde comiencen a criarse los peces, en el pasado no había problemas, los peces se criaban en Paraguay o Argentina para después migrar aguas arriba.

El Pilcomayo es un río largo de la Cuenca del Plata, discurre por Bolivia, Argentina y Paraguay. Tiene una longitud de 2 mil 246 kilómetros y drena una cuenca de 270 mil kilómetros cuadrados, de acuerdo a una publicación ambiental.

AUTORIDADES DESCARTAN DAÑO ECOLÓGICO

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua, a través del Viceministerio de Recursos Hídricos y Riego, informó ayer que la “sequía extrema”, reportada por la prensa paraguaya, se localiza aproximadamente a 320 kilómetros de distancia de la frontera con Bolivia, y no afecta al curso principal del río Pilcomayo, sino a los canales de desvío (canal paraguayo del río Pilcomayo – Proyecto sector Pantalón) y lagunas artificiales creadas por estos desvíos.

El viceministro de Recursos Hídricos y Riego, Carlos Ortuño, señaló que “el reporte de la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN-PB), corrobora que no se ha presentado ningún problema de sequía en el lado boliviano. Si bien los caudales promedios no han sido iguales a los años anteriores, el agua en Villamontes es normal”.