Imagen2

El Diario, 30 de marzo de 2016. Chile desvió aguas del Silala

 

Las aguas del Silala continúan fluyendo hacia territorio chileno desde hace más de 100 años; empero, una comisión nacional estableció que las aguas del Silala provienen de manantiales y no así de un río internacional.

Comitiva, encabezada por el Presidente e integrada por autoridades y prensa nacional e internacional, inspeccionó ayer el Silala, donde se reconfirmó que sus aguas provienen de manantiales y que Chile realizó canalizaciones para captar los recursos hídrico

Una comisión encabezada por el presidente Evo Morales e integrada por autoridades nacionales y departamentales, además de la prensa nacionales e internacionales, que se trasladó hasta la región del Silala, constató que las aguas del Silala tienen origen en territorio boliviano, desestimando de esta manera que se trataría de un río internacional, tal como argumenta Chile, para aprovechar ese recurso natural sin retribución alguna para Bolivia.

Esta denuncia de uso ilegal y arbitrario de los recursos hídricos por parte de Chile sin pago alguno fue efectuada por EL DIARIO en mayo de 1996, se pudo verificar también que hasta la fecha este panorama no cambió en nada, continúan atravesando 180 litros por segundo a territorio chileno, donde empresas comercializan las aguas del Silala.

El presidente Morales, junto a un ingeniero geólogo, explicó que las aguas del Silala provienen de manantiales y no así de un río internacional, tal como aseguran autoridades chilenas, por lo que anunció la conformación de una comisión a cargo de organismos internacionales y expertos que tendrá la misión de hacer una nueva verificación, para mostrar al mundo que se trata recursos hídricos que tienen origen en territorio boliviano.

Por su parte, el vicecanciller Juan Carlos Alurralde afirmó que por la visita que desarrolló el primer mandatario a la zona de Nor Lípez en el departamento de Potosí, junto a los medios de comunicación, se pudo constatar una serie de canales de conducción artificiales que Chile realizó para beneficiarse con las aguas del manantial Silala.

REACCIONES

Según una publicación del periódico El Mercurio de Chile, en su edición del lunes pasado, publicó un estudio sobre la crisis de agua en el desierto de Atacama. La misma revela que las aguas subterráneas de las que se nutre la región están disminuyendo peligrosamente.

En consecuencia, la demanda boliviana afectaría los intereses chilenos, porque las aguas del Silala son fundamentales para el desarrollo del norte chileno, y de intereses empresariales que desarrollan actividades mineras en Atacama.

Asimismo, el alcalde de Calama, Esteban Velásquez, criticó ayer al canciller chileno Heraldo Muñoz, respecto a su rol en la controversia con Bolivia sobre las aguas del Silala.