El Diario, 30 de marzo de 2017. Concejo espera ley para administración de Epsas

El presidente del Concejo Municipal, Édgar Calderón, anunció que el Ejecutivo deberá redactar una ley para agilizar y consolidar, en el menor tiempo posible, la administración de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas).

Dichas aseveraciones de la primera autoridad del Legislativo surgieron luego de la decisión de los alcaldes de las ciudades de El Alto y La Paz de poder administrar esta entidad y darle una mayor efectividad en la preservación y distribución de este líquido elemento a ambas urbes.

“Nuestro único propósito es que de una vez por todas esta posibilidad se pueda dar en una especie de consorcio para que ambas ciudades puedan tener la posibilidad de administrar esta entidad del agua. En meses pasados tuvimos muchos problemas en este sentido, por lo que se ha visto que no es conveniente que personeros actuales de Epsas tengan a su cargo dicha empresa, porque tuvieron muchas fallas, tanto en el racionamiento como la distribución”, señaló Calderón.

Para el efecto, el Concejo Municipal está de acuerdo en poder ser parte de la redacción de una ley que pueda facultar al Ejecutivo edil para conformar el equipo administrativo que permita la creación de dicha entidad.

Según la autoridad del Concejo, a pesar de existir esta posibilidad y que la entidad legisladora pueda coadyuvar en la realización de la norma, hasta la fecha no se tiene conocimiento del monto que se podrá invertir ni cuál sería la instancia municipal que pueda viabilizar esta posibilidad.

Entretanto, todo ha quedado en buenas intenciones, pero, según Calderón, deberá agilizarse esta posibilidad. Además, la autoridad dijo que es necesario también el apoyo del Gobierno central.

UMA

Los alcaldes de ambos municipios, Luis Revilla de La Paz y Soledad Chapetón de El Alto, aseguraron que la empresa Unión Metropolitana por el Agua (UMA), ya cuenta con un plan quinquenal para las inversiones prioritarias que deben realizarse en cada municipio, por lo que la estimación inicial de la inversión que se haría por ambos municipios llega a 1.100 millones de bolivianos.

De la misma manera las dos autoridades ya habrían solicitado a la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), a cargo de Víctor Hugo Rico, que extienda el consiguiente permiso para iniciar todo el proceso de transición.

Según las declaraciones de dichas autoridades, esta iniciativa fue tomada debido a que ambos municipios, ante la ley, tienen la responsabilidad de asumir la dirección y administración del servicio de provisión de agua al 95% de la población alteña y paceña.

Entretanto, hace más de un año y con el objetivo de cumplir con dicha responsabilidad, equipos técnicos de ambos municipios vienen trabajando en todo lo que significaría la transición e inicio de la gestión en las áreas legal, administrativa, de finanzas e incluso de sistemas.