Imagen1

El Diario, 30 de mayo de 2017. Pantanal es el humedal más grande del mundo

Ocupa el 70% del Brasil, 20% de Bolivia y el 10% del Paraguay.

Nos encontramos navegando por el río Miranda en el Pantanal del Aquidauana-Negro, lado brasileño. El Pantanal es un conjunto de lagunas, pantanos y ríos que se encuentran en la planicie de inundación de la parte alta de la cuenca del río Paraguay. Es el humedal más grande del mundo, tiene la extensión de 210 000 km2, abarcando 70% del territorio brasileño, 20% del territorio boliviano y 10% del territorio paraguayo.

Es una región poco poblada, alrededor de 300 000 habitantes entre Ayoreos, Chiquitanos y migrantes. Una de sus más importantes particularidades es que se ubica en medio de cuatro ecosistemas diferentes; entre la Selva Amazónica, el Cerrado, el Bosque Chiquitano y el Gran Chaco, dando lugar a un espacio en el que se reúnen la fauna y flora respectiva a estos ecosistemas. Encontramos al menos 120 especies de mamíferos, 650 de aves, 90 de reptiles, 40 de anfibios, 260 de peces 1030 de mariposas y más de 1650 especies de plantas. Es, por ende, considerado como el espacio natural más rico en biodiversidad del mundo. Desde el 2000 fue nombrada Reserva de la biosfera por la Unesco.

EL JAGUAR

Cuando uno camina por el Pantanal, tiene la esperanza de cruzar alguno de los tres jaguares que dicen que andan rondando la zona. Fabiano, el guía del lugar cuenta que consiguió ver alguno sólo once veces en su vida. Conocemos bien nuestra obsesión felínica en toda la región latinoamericana, en su contacto andino con la selva tropical a través de objetos de uso ritual, como cerámica, discos, hachas de bronce, etc. El jaguar posee una fuerte simbología bélica. Antiguamente, se intentaba analizar el comportamiento del felino para asentar el propio y poner en marcha un sistema de ordenamiento espacial y de dispersión ante otros grupos de asentamiento.

El jaguar fue una figura divina en muchas culturas prehispánicas. El Inca Garcilazo contaba que el culto al felino fue anterior a los Incas quienes no los cazaban y se dejaban comer. En la región guaraní, se habla de los Yaguaretés-Avas que son indios viejos bautizados que se metamorfosean en felinos por la noche. Son difíciles de ver por lo que los chamanes son los encargados en poner en escena la conducta de este animal con la ayuda de alucinógenos.

El sol proporciona una luz dulce como el agua. Quedamos impresionados con el tamaño de las alas de la ave Garza Mora (112-122cm). En cada punta de árbol un ave diferente: una Grajilla con cresta, una Garza blanca, también una pareja de Tucanes y otra de los famosos Tuiuiuis. Es agradable sentir que estos seres se sientan a sus ascuas y nosotros sentirnos en su hábitat. Nos acogen orgullosos y confiados con cantos nocturnos y desfiles aéreos. Los caimanes testigos de la vida en este lugar se ven cansados y aburridos. Son los más tímidos; en cuanto nos acercamos se sumergen disimuladamente y desaparecen.

TIERRA DE DINOSAURIOS

Es fácil imaginar esta zona como la que siempre fue, una tierra de dinosaurios. Los científicos sostienen que las aves son un grupo de dinosaurios terópodos que surgió durante la era mesozoica, y los cocodrilos son los únicos contemporáneos que sobrevivieron a la catástrofe que los hicieron desaparecer.

En nuestra balada nocturna en búsqueda implícita del jaguar, sólo brillan muchos ojos rojos de caimanes. Hay muchísimos. Decidimos callar y escuchar a la naturaleza por tres minutos. Es uno de los conciertos más hermosos que jamás oí.

A la mañana siguiente, en la Savannah que se extiende delante de nosotros no hay ni león, ni búfalo, ni jirafa ni rinoceronte, ni elefante; nos sentimos los únicos animales. Es un sentimiento de libertad, mientras cabalgamos sobre este generoso espacio, surge el sentimiento profundo de cuidarlo. Durante la cabalgata, Fabiano, cuenta que cuando en un paseo como este, tuvo que pelear para deshacerse de una anaconda que lo había envuelto.

Fue al día siguiente después de haber hecho una caminata por una montaña que, un retraso que tuvimos, condujo a lo que esperábamos. Navegando, estábamos todos bastante silenciosos. De repente, Fabiano giró bruscamente el bote, provocando que nos desestabilicemos, y señalando con el brazo extendido, no sin antes vivir la extrema emoción del momento en un silencio, dijo tranquilamente “Ahí está”. No lo veíamos aún, sólo escuchábamos los aullidos de los cerdos monteses que parecían voraces soplos de viento.

Apagó el motor y suavemente la barca se acomodó para que lo veamos frente a frente. Ahí estaba, mirándonos fijamente, el jaguar antes de ir por sus presas. Fue indudablemente un momento impresionante y especial para todos, pero sobre todo para Fabiano quien no se recuperaba de la satisfacción y la alegría que esto le provocaba; significaba un logro, un momento en el que el misterio de este lugar se hacía tangible, en el que, él no era uno más, pero sí un amante del Pantanal buscando desafiar y sucumbir ante su seducción.

Las noches son normalmente de fiesta, música muy fuerte, billar y cervezas. Fabiano me confiesa que es feliz aquí, pero que la razón por la que fuma crónicamente es porque a veces llega a ser muy aburrido. La música es un factor muy importante en su diario vivir. La radio.

EMISIÓN RADIAL

Fue llegando a la ciudad de Corumbá, me di cuenta de su importancia. Una señora dueña de una hacienda, mientras me mostraba las fotos de todos los animales que visitaban su casa, me habló de una emisión radial en la AM.1360 muy útil y popular, ‘Alô Pantanal’. Me dijo que cuando hay fuertes lluvias y el agua sube, los desplazamientos se hacen más difíciles, por lo que los anuncios por la radio resultan ser el único medio para comunicar.

Me interesaría saber cómo la gente vive en medio de esta gran densidad natural.

Eudeluza, es la hija del dueño de la posada donde me estoy quedando. Cuando se enteró que estaba interesada en investigar sobre aquella emisión, se precipitó para decirme “Yo viví en una hacienda hasta mis 21 años, no hace mucho que vivo en la ciudad”. Tiene la tez bronceada los ojos claros, un carácter dominante. Vive en el lugar con su niña y su marido.

Muy decidida se sentó para conversar. Le pregunté sobre algún recuerdo que tuviera de aquella emisión, “Me gustaba despertarme a las cinco de la mañana con ese sonido “rrrrr” de la radio cuando aún no está activa. Forma parte de mis recuerdos de infancia. La emisión ‘Alô Pantanal’ es con la que nos reuníamos todos en la mesa a la hora del almuerzo. Ahora ya no se ve tanto eso en la ciudad, cada quien está por su lado con el celular”.

AMENAZAS

En los años 70, hubo un movimiento importante de deforestación en Brasil con el objetivo de desarrollar actividades agrícolas y agropecuarias. El Pantanal logró escapar a este desastre ecológico a causa de su sistema hidrológico cíclico que provoca largos periodos de tierras inundadas.

El proceso de asentamiento se somete a las variaciones de la naturaleza y no lo contrario. Sin embargo, se observa una creciente actividad que presenta ciertas amenazas como la agricultura en áreas cerca al rio, la agropecuaria no sostenible, proyectos de infraestructura/ hidroeléctricas, la deforestación y los incendios. Aun así, Brasil conserva 85% de su cobertura vegetal.

No obstante, ante estas amenazas es conveniente resaltar que solamente el 4,4% del Pantanal brasilero está protegido por políticas públicas. Y solo 2,6% de la integralidad del Pantanal está protegido por ley.

Para Bolivia representa un nodo estratégico por su gran potencial económico en lo que refiere a ganadería, agricultura, ecoturismo y minería, así como por estar cerca de Brasil, su más importante socio comercial. Se construyeron grandes proyectos como la vía fluvial Puerto Suarez-Puerto Bush para transportar minerales o el oleoducto Bolivia –Brasil en 1999. Actualmente, se prevé construir termoeléctricas y explotar el Cerro Mutún, la mina más rica del mundo en hierro, pero tras numerosos intentos no había sido posible, puesto que en periodos de inundación el agua cubría la mina y en periodos de sequedad, no había suficiente agua como para que los barcos pudieran movilizarse y transportar los minerales.

IMPORTANCIA DE LOS PANTANOS

Los humedales desempeñan un papel importante en el suministro de agua. Actúan como una especie de esponja, absorbiendo el exceso de agua en épocas de lluvia y poco a poco la liberación de ella durante todo el año. Como tal, los humedales reducen el riesgo de inundaciones y proporcionan un flujo continuo de agua durante la estación seca. También juegan un papel importante en la purificación del agua, mediante la absorción de contaminantes. Por último, los humedales reducen la erosión y la sedimentación en el agua.

Si la Amazonia es la bomba de agua de América del Sur, el Pantanal es su sistema de cisterna y filtrado. La variabilidad de las inundaciones en el Pantanal sirve para proteger a los habitantes aguas abajo de las inundaciones. La temporada alta de inundación para la cuenca que baja del río Paraná es de dos a tres meses antes de la temporada de inundaciones para la parte superior del río Paraguay. Sin el Pantanal, las dos temporadas de inundaciones serían simultáneas, con graves consecuencias para los habitantes. Por el contrario, durante las estaciones secas, el Pantanal libera continuamente el agua, lo que significa que hay más agua disponible río abajo cuando más se necesita.

Es por esta razón, que Bolivia, Brasil y Paraguay deberían elaborar políticas regionales y de inversión para proteger este recurso natural, tan importante, valioso e imprescindible, como es el de suministro en agua.