Imagen1

El Diario, 4 de mayo de 2016. Desastres naturales ponen en riesgo al país

La contaminación afecta a lagos y lagunas y pone en riesgo a los ecosistemas del país.

Apenas han pasado cuatro meses y los desastres naturales que se han producido en ese corto lapso han causado la sequía del lago Poopó y la sequía está reduciendo el volumen de las aguas de la laguna Colorada, en Potosí. En el caso del Poopó hay responsables que deben ser sancionados por la justicia, porque han malversado fondos que estaban destinados a su buena conservación.

La Laguna Colorada es uno de los atractivos turísticos que tiene el país, por el color de sus aguas, causado por los yacimientos mineros de la región. Aparte, contar con habitantes de lujo, como son las hermosas garzas coloridas.

Por otro lado, la famosa laguna Alalay, en Cochabamba, ha resultado gravemente contaminada, por la falta de oxigenación de sus aguas, debido a que las autoridades de la región no utilizaron los filtros de purificación, que tienen que ser puestos en funcionamiento con la periodicidad del caso.

El lago Titicaca, que es uno de los más extensos del mundo y, contrariamente con lo que ocurre con estos espacios similares, tiene aguas saladas, como las de mar; está muy contaminado en su fauna piscícola y en sus algas que sirven de alimento para el ganado vacuno, en especial.

El mayor factor contaminante es que a sus aguas discurren líquidos ácidos que se utilizan en la minería del Perú, así como los desechos sólidos que provienen de los basurales de las ciudades de La Paz y de El Alto.

Una investigadora europea que realizó estudios en el lago Titicaca estimó que, de continuar la contaminación que sufre actualmente, corre el riesgo de secarse, al igual que el lago Poopó. La advertencia es demasiado inquietante como pasarla por alto. Sin embargo, las autoridades respectivas parecen que ni se dieron por aludidas, pues no han tomado la serie de previsiones que deben adoptarse de inmediato.

El municipio de Vinto, en Oruro, donde están funcionando plantas de producción de lingotes de metales, se halla igualmente confrontando problemas de aguda contaminación, por efecto de la lixiviación de los minerales que son procesados.

La presente página muestra detalles literales sobre estas situaciones preocupantes que acontecen en Bolivia, así como imágenes que ilustran algo de todo lo anotado. La cuestión, empero, no debería reducirse a que las autoridades, por lo menos las que leen diarios, vean la página, la doblen y no hagan nada. De lo que se trata es de dirigirles una llamada de atención para que prontamente apliquen medidas que muchos expertos han estado informando que con ellas pueden evitarse mayores deteriores, en unos casos y, en otros, adoptar decisiones para recuperar lo que se está perdiendo, antes de que sea más tarde.

LA SEQUÍA DEL LAGO POOPÓ

El peor desastre ecológico del siglo XXI fue la sequía del lago Poopó, porque jamás se había visto millones de peces expulsados del agua y, un año después, desapareció el agua, ante la incredulidad de las autoridades y de la ciudadanía de Oruro.

El investigador de antropología y del medioambiente, Roberto Cáceres, dijo que nunca antes, en la existencia del lago, “se había visto semejante desastre ni siquiera en el siglo XX, cuando también habían etapas críticas, pero reaparecían las lluvias para alimentar el lago”.

El pejerrey apareció en el lago en la década de 1960. Hubo temporadas en que los ejemplares tenían hasta 50 centímetros de largo. El lago era una fuente de ingresos de más de 200 pescadores que vivían alrededor de esa cuenca y que se denominan “los pueblos urus”.

Cáceres dijo que es “el desastre ecológico que debía ser investigado por expertos a nivel mundial, pero desde hace más de un año, cuando se declaró emergencia y desastre al lago, las autoridades del departamento de Oruro solamente se lamentaron del hecho y nunca tomaron en serio el problema”.

La desaparición del lago Poopó provocó también la muerte de miles de animales silvestres que vivían en medio de la totora y ha deteriorado la economía de los habitantes de la zona.

Más adelante, el país supo de un fondo de la Unión Europea (UE) destinado a cuidar las cuencas que aportaban agua al lago. También se descubrió la existencia de dos chequeras, cada una con 50 cheques con las que se manejaban esos fondos, que fueron sustraídas en 2011, caso por el que la justicia de Oruro abrió un proceso. El exasambleísta opositor de la Gobernación de Oruro, José Luis Toco, denunció que el caso aún no fue esclarecido.

POLUCIÓN EN LAGUNA ALALAY

Cochabamba, (EL DIARIO).- La contaminación de las aguas de la laguna de Alalay pone en peligro el hábitat de aves y peces que son parte del ecosistema del lugar que hoy requiere de acciones inmediatas para salvar el antes denominado espejo de agua.

La reciente muerte de miles de peces de la especie platincho puso en alerta a la población y las autoridades sobre la situación actual de la laguna de Alalay, cuyos caudales de agua presentan elevados niveles de contaminación por la presencia de partículas tóxicas, residuos de aguas industriales y desfogue de aguas servidas.

Según denuncias de algunos vecinos, fábricas clandestinas de jeans que funcionan en alrededores del lugar, votan sus residuos líquidos industriales que contienen químicos altamente tóxicos.

Por otra parte, muchas de las casas que se construyeron en los alrededores carecen de sistemas de alcantarillado o bien instalaron conexiones clandestinas cuyas tuberías desfogan en la laguna.

Toda esta situación pone en peligro al ecosistema de la laguna habitada por decenas de peces de diferentes especies, aves y patos silvestres que anidan en medio de las totoras y de persistir la contaminación, corren el riesgo de desaparecer.

El exdirector de la entonces Secretaría de los Derechos de la Madre Tierra de la Alcaldía de Cercado, Germán Parrilla, afirmó que más de 1.000 diferentes especies entre animales acuáticos, reptiles y aves tienen como hogar la laguna de Alalay.

LAGUNA COLORADA EN PELIGRO

El 50 por ciento del agua que poseía la Laguna Colorada se secó por la falta de lluvias y los altos niveles de evaporación, ante lo cual los comunarios del municipio de San Pablo de Lípez se ven impotentes, de acuerdo con el reporte del alcalde de esa región, Bernabé Choque Huayta.

Desde la región del sudoeste potosino, Bernabé Choque,informó que hace como siete años que las lluvias son irregulares en la zona y los niveles de evaporación cada vez más altos, lo cual habría incidido para que cerca del 50 por ciento del espejo de agua de la Laguna Colorada se haya secado.

Como no llueve ni cae la nevada, la situación de uno de los principales atractivos turísticos del sudoeste potosino es preocupante porque informes del personal de la Reserva Nacional Eduardo Avaroa (RNEA) establecen que hace años que esta región enfrenta una de sus peores sequías de la historia.

Se dice que la Laguna Colorada no es la única víctima de la sequía. En la zona existen 11 acuíferos que se encuentran dentro de la Reserva Nacional Eduardo Avaroa y la mayoría de estos son vulnerables al fenómeno climático.

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) señala que la zona de la reserva andina tiene un clima frío y seco y una precipitación anual inferior a los 100 milímetros, dato que en los últimos años habría variado porque no existen lluvias ni granizo en la región.

CONTAMINACIÓN DEL LAGO TITICACA

La contaminación en el lago Titicaca está cobrando la vida de peces, ranas y aves. Este hecho está ocasionando que los habitantes de las poblaciones aledañas como del municipio de Puerto Pérez se preocupen y busquen solucionar esta situación, según lo expresó el profesor de Biología en la Unidad Educativa isla Kiwaya, Justino Limachi.

Señaló que las aguas del lago Titicaca se tiñeron de verde de la noche a la mañana y esto preocupó a los comunarios que no saben cómo actuar ante este problema.

En criterio del docente, al no existir una salida, es que en todo ese sector de la bahía de Puerto Pérez, al parecer toda la basura y desechos se acumuló, ocasionando que el color del agua cambie a un verduzco y despida un mal olor.

El lago Titicaca, uno de los lugares más hermosos y misteriosos de América, está siendo contaminado por aguas residuales y lixiviados de la explotación minera de la región peruana de Puno, Perú, y en el lado boliviano, de los desechos que provienen de los municipios de Copacabana, Tiquina, Laja, Viacha, El Alto, con mayor intensidad.

RESIDUOS MINEROS AFECTAN VINTO

Las empresas de Vinto provocan mayor contaminación en la zona este de la ciudad de Oruro, sin control de ninguna naturaleza de parte de las autoridades de Medio Ambiente de la Gobernación Autónoma del Departamento, según los vecinos de populosos barrios.

El presidente de la Coordinadora de Juntas Vecinales Periurbanas, José Flores, dijo que los vecinos no solamente que han tomado la decisión de paralizar el tráfico vehicular en la zona, sino también adoptar otra clase de acciones, para que las autoridades de la Gobernación y de la Municipalidad escuchen el reclamo de los habitantes de aquel lugar.

El pasado lunes se efectuó la primera medida de bloquear las calles, por algunas horas, en la zona este de la ciudad, camino a Vinto. Después, se tomarán otras medidas de hecho, si las autoridades no atienden el pedido, después de dos semanas de acuerdos logrados incluso con el Ministerio de Medio Ambiente.

El director de Gestión y Salud Ambiental de la Municipalidad, Carlos Huayta, dijo que las empresas, efectivamente, “no cumplen las normativas vigentes y no tienen documentación ambiental para su funcionamiento”.

Según los vecinos, las empresas deben ser trasladadas a otro lugar de la ciudad, mientras que Huayta, dijo que primero “se debe hacer un proceso administrativo, para establecer la veracidad de las denuncias, para que, con esa documentación, se disponga su traslado a otro lugar, en base a un plan de reordenamiento territorial”.