imagen3

El Diario, 5 de enero de 2017. Agua es vida o muerte

A partir de hoy, EL DIARIO publicará un estudio efectuado por un profesional boliviano, Hernán Claure, que marca una propuesta referida al tema del agua, cuya carencia, profundizada desde el pasado año, aflige a los habitantes de las ciudades de La Paz y El Alto • El objetivo del autor es proponer un modelo piloto aplicable también para otras ciudades del país; el presente estudio está alejado de directrices políticas.

INTRODUCCIÓN

El agua es vida o muerte, muchos investigadores en el mundo piensan que para obtener este líquido elemento en un futuro se producirán contiendas bélicas entre los países, ciudades, provincias, comunidades…nadie está ajeno a este problema planetario.

Es evidente que nuestro planeta Tierra está sufriendo cambios drásticos en su comportamiento, tanto por razones propias de sus movimientos estelares y fundamentalmente como por efecto directo de las descompensaciones medioambientales ocasionadas por las actividades que realiza el hombre, lo cual provoca el calentamiento global del planeta Tierra.

Consecuentemente, los grandes casquetes y masa de hielo están en retroceso, geológicamente estaríamos ingresando a un período interglaciar, con retroceso o descongelamiento de los glaciales tanto continentales como los de Alta Montaña como ocurre en nuestro continente y nuestro país que alcanza a un 40%.

El agua ocupa dos terceras partes del planeta Tierra, formando los cinco océanos, varios mares y depósitos de aguas salobres. El agua utilizada para la vivencia humana, agua dulce, potable, emerge y está en las plataformas continentales y su presencia es cada vez más reducida. La conciencia humana no ha comprendido todavía cuán importante es la preservación de la madre naturaleza donde moramos, la nueva información indica que en nuestro país el último año se ha depredado más del millón de hectárea de bosques las consecuencias ya se sienten, pueda ser que todavía estemos a tiempo para tomar previsiones y curar al enfermo.

Estos aspectos y otros fenómenos naturales como los artificiales hacen que el caudal de agua de las vertientes, arroyos y ríos disminuya considerablemente, complican este panorama las intermitentes o escasas precipitaciones pluviales que cada vez son más restringidas en tiempo y valores de precipitaciones.

El agua al ser la vida de nuestro planeta también puede significar su muerte, no se puede negar la realidad de su conservación y la urgencia absoluta de una buena administración para el aprovechamiento sistemático, racional y eficiente.

Bolivia cuenta todavía con importante potencial en recursos hídricos superficiales generalmente proveniente de las cordilleras glaciales de Alta Montaña y aguas subterráneas contenidas en los bolsones acuíferos de los detritos cuaternarios.

Las principales ciudades y núcleos poblacionales utilizan por lo general agua de descongelamiento de glaciares de Alta Montaña donde nacen los principales ríos, arroyos y se ubican las vertientes, como ocurre en la ciudad de La Paz, que constituye un ejemplo interesante para su consideración y estudio.

CONCEPTOS PRELIMINARES

Por primera vez en nuestra historia estamos ante una situación crítica, desesperante por la escases de agua, al respecto existen observaciones de toda índole, se plantean soluciones desde los más inverosímiles hasta los más increíbles y atrevidos.

Sin agua no hay alimentos, no hay salud, no hay vida humana, no hay vida vegetal, no hay industrias y mucho más, el agua lo es todo.

Los habitantes consientes estamos de acuerdo en que el líquido elemento AGUA debe ser utilizado con racionalidad y en forma ordenada cuidando el medio ambiente, pero también debemos escuchar algunas propuestas de las autoridades, de los ingenieros con creatividad, los cuales presenten proyectos futuristas para la provisión de agua potable para las ciudades de La Paz y El Alto, incluso el de uso industrial, agrícola, generación de energía eléctrica y mucho más.

La OMS Organización Mundial de la Salud estima que se requiere agua 50 litros por persona por día , para las dos ciudades La Paz y El Alto con una población aproximada de dos millones de habitantes se requiere cien millones de litros por día , sin considerar los requerimientos de las diversas industrias y la construcción , no se puede paralizar el país por la irresponsabilidad de algunos malos servidores públicos

Son algunos de los motivos que nos impulsan a presentar este proyecto para estudiar la cantidad y calidad de agua que existe en las cuencas hídricas que alimentan las principales represas en La Paz y El Alto, debemos conocer el potencial acuífero en todas sus manifestaciones, para tomar las previsiones a mediano y largo plazo

El fin de esta propuesta no es político, mucho menos buscar fuentes de trabajo, solamente queremos aportar nuevas ideas para solucionar este problema de la provisión de agua a nuestras ciudades, saber que está pasando con la Naturaleza y que estamos dejando a las futuras generaciones.

INSTITUCIONES RESPONSABLES

DEL MANEJO

El país y sus ciudades cuentan con instituciones como el Ministerio de Medio Ambiente y agua, Gobernaciones , Alcaldías , Universidades , Organizaciones No Gubernamentales , Cooperaciones Internacionales , en el caso de las ciudades de La Paz y El Alto tenemos la Empresa Publica Social de agua y Saneamiento – Epsas, que se aplazó . Las autoridades de estas instituciones son generalmente políticos, pasajeros, foráneos a las regiones, sin capacidad profesional o personas improvisadas que solo pregonan políticas de restricción y racionamiento de agua como en el caso particular de las ciudades de La Paz y El Alto, donde incluso en algunos sectores no existe este servicio.

METODOLOGÍA DE TRABAJO

Los estudios se inician con la recopilación de la información existente para no repetir los trabajo ejecutados , actualizar los proyectos pendientes en base a la información existente , analizar el comportamiento de los diferentes componentes naturales que afectan o afectaron el medio ambiente, consecuentemente la calidad y presencia de los recursos hídricos. Esta información es muy valiosa y será tomada en cuenta en cada etapa de esta investigación.

Basado en los conceptos anteriores y ante la ausencia de investigaciones referidas a la evaluación de los recursos hídricos para las ciudades de El Alto y La Paz, se plantea el ordenamiento sistemático de la información existente y fundamentalmente se propone el estudio del agua en campo, en gabinete, en laboratorio, el almacenamiento de la información, la distribución del agua y mucho más, para tal propósito agrupamos todas las actividades principales en cuatro grupos de trabajos muy bien definidos y generalmente basado en la información obtenida en trabajos de campo. En forma resumida podemos mencionar las diferentes etapas que contempla nuestra investigación:

1º GRUPO.- Trabajos de campo para evaluar el potencial hídrico, en las cuencas que alimentan de agua a las ciudades de La Paz y El Alto.

2º GRUPO.-Infraestructura para el almacenamiento y manejo del agua.

3º GRUPO.- Plantas para el tratamiento y potabilización del agua.

4º GRUPO- Distribución y uso del agua.

Esta propuesta no contempla presupuestos de funcionamiento, planta administrativa y otros. El financiamiento de las obras será considerado en los estudios de factibilidad en cada proyecto en particular.