f_2021-01-06_47

El Diario, 6 de enero de 2021. Piden a paceños no echar basura en calles para evitar inundaciones

Los primeros cinco días del año se reportaron 35 casos de inundaciones y rajaduras en distintas zonas del municipio de La Paz. El director de Atención de Emergencias, David Mollinedo, instó a la ciudadanía a no dejar basura en la calle para evitar emergencias recurrentes por las lluvias debido al taponamiento de los sumideros.

El funcionario edil dijo que los incidentes en la urbe paceña se dieron porque la gente no limpió las cámaras de inspección para la red de alcantarillado de sus viviendas, lo que obstruyó los sumideros. “Las bolsas plásticas actúan como impermeables y no dejan ingresar las aguas de las lluvias. Botellas de plástico y latas de cerveza se encuentran y tapan las rejillas de los sumideros”, explicó la autoridad edil.

Mencionó que ante la granizada en Sucre, que dejó fallecidos, heridos y varios daños materiales, hoy (ayer) el equipo de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (Smgir) de la Alcaldía de La Paz tuvo una reunión de coordinación. “Recordemos que algo similar pasó en 2002, debemos tener mucho cuidado con la basura”, alertó Mollinedo.

Asimismo, recomendó a los comerciantes de los centros de abasto de la Tumusla y la Max Paredes retirarse si hay granizada o una fuerte precipitación pluvial porque hay pendientes desde esas zonas hacia la plaza Eguino. Similar sugerencia es para las comerciantes ambulantes de las vías Murillo, Pérez Velasco y Montes.

“Estamos en apronte”, aseguró el servidor público respecto a los 500 ediles desplazados en toda la ciudad paceña. El equipo está compuesto por ingenieros de diferentes especialidades, técnicos de maquinaria pesada y liviana, obreros y rescatistas.

Mencionó que el lunes se reportó un desplome menor en una vivienda en Utama porque no había una buena evacuación de agua. También hubo problemas de sumideros tapados en Irpavi II, entre otros hechos menores. El caso de mayor gravedad se presentó la semana pasada, fue el desprendimiento de tierra de un farallón en la vía de ingreso a la urbanización Sequoia; a la fecha ya se retiraron los escombros y se instalan mallas de protección.