Imagen5

El Diario, 6 de julio de 2016. La Haya se refiere a Silala como aguas, no como río

Lo reveló el agente Eduardo Rodríguez Veltzé en una conversación telefónica con este medio. Tiene la denominación de “disputa sobre el status-uso de las aguas del Silala”

El agente boliviano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el caso Silala, Eduardo Rodríguez Veltzé, informó a EL DEBER que el tribunal registró el proceso como disputa y estatus de las aguas del Silala, retirando así el término “río” con el que había inscrito Chile el juicio.

El diplomático ratificó que La Paz tendrá hasta el 3 de julio de 2018 para entregar la contramemoria sobre este caso, que es la respuesta a la memoria que presentará Santiago hasta el 3 de julio de 2017.

“La Corte Internacional de Justicia (CIJ) registró el caso con una denominación que se llama ‘disputa sobre el estatus-uso de las aguas del Silala’. La Corte está advertida a que ese tema está referida al caso del fondo que deberá tratarse durante el proceso, por eso tomó la cautela de registrar y calificar el caso como una disputa y estatus de las aguas del Silala, no como río ni manantial”, informó Rodríguez Veltzé en contacto telefónico con este medio.

El agente boliviano recordó que el contenido de la memoria y contramemoria serán documentos que se deben manejar de manera reservada, esto por pedido de la Corte. Además, señaló que el tribunal definirá si es que un grupo de técnicos llegará a la zona del Silala para verificar los orígenes de estas aguas y demás temas relacionados al proceso. “Estamos en una etapa preliminar, pero eso no significa que debemos descuidar temas de investigación tanto en el orden jurídico e histórico, sobre todo el aspecto científico”, detalló.

Chile presentó hace unas semanas una demanda contra Bolivia exigiendo al tribunal que verifique si el Silala es o no un río internacional. La Paz reivindica que este recurso son manantiales que provienen de bofedales y que fueron desviados artificialmente cuando se construyó drenajes y canales que van hacia territorio chileno.

Estas aguas, en 1908, fueron entregadas en concesión para que los ferrocarriles de la empresa Antofagasta & Bolivian Railway hagan funcionar su máquinas a vapor. Estos equipos dejaron de operar en 1940 y desde ese año el recurso es utilizado con fines industriales. Hoy, EL DEBER constató que las aguas del Silala son comercializadas en Calama para que las empresas mineras operen.

Rodríguez Veltzé acotó que Bolivia ya cuenta con profesionales especializados en recursos hídricos que están trabajando en el caso que presentó Chile.