Imagen1

El Diario, 7 de septiembre de 2016. Tolata cierra otra vez La Angostura

Los pobladores del municipio de Tolata cerraron ayer con arena y piedras la salida del agua de la represa de La Angostura que el pasado miércoles se abrió luego de una larga negociación para dotar de riego a 2.500 hectáreas de Cercado, Quillacollo, Colcapirhua, Tiquipaya y Vinto. El pasado 21 de agosto, los comunarios impidieron que se desfogue el caudal y exigieron una medición del nivel del embalse.

El pasado miércoles, la Gobernación y la Asociación de Usuarios del Sistema Nacional de Riego de La Angostura abrieron las compuertas, debido a que el último estudio del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) determinó que el embalse tenía 3,8 millones de metros cúbicos de agua y una altura de 1,39 metros.

Los regantes debían desfogar 69 centímetros para riego y dejar 70 centímetros para preservar la vida de los peces, como prevé un acuerdo de 2013.

El vicepresidente de la Asociación de Usuarios del Sistema Nacional de Riego de La Angostura, Vladimir de la Barra, indicó que Tolata incumple el acuerdo debido a que no se ha desfogado los 69 centímetros acordados y que este cierre es abusivo, porque no se respetan los acuerdos.

El alcalde de Tolata, Wálter Vargas, explicó que la decisión de cerrar el embalse fue tomada por la población y el Control Social. Aclaró que con esta acción el municipio no sólo busca preservar la vida de los peces sino garantizar el agua para consumo humano, riego y de sus animales. “Los pozos se están secando, esa es la preocupación de la población, qué van a hacer ellos sin agua potable”, dijo.

Indicó que los resultados del último estudio no fueron dados a conocer a los municipios. “Cuando ya tenían los resultados, han abierto directamente las compuertas, sin consultarnos, y después no los han hecho llegar el estudio. Pero la Gobernación debe explicar técnicamente al Control Social los resultados del estudio”, sostuvo.

Vargas dijo que no se llegó a ningún acuerdo el sábado 27, cuando llegó el presidente Morales para mediar en el conflicto.