Imagen1

El Diario, 9 de abril de 2015. Oruro Aguas ácidas de mina San José a punto de rebalsar a la ciudad

Oruro (EL DIARIO).- Las aguas ácidas de la mina San José están a punto de brotar hacia la ciudad, advirtió ayer el presidente del Concejo Municipal, Rodolfo Uyuni, al buscar ayuda de las autoridades de la Corporación Minera de Bolivia y de otras instituciones, para evitar un desastre ambiental en Oruro.

“Estamos en una emergencia y alerta naranja en la mina San José. El objetivo es evitar que rebalse las aguas de la mina, porque son aguas ácidas que podrían destruir las calles, tuberías y canales de la ciudad”, afirmó Uyuni, después de realizar una inspección de esa mina que actualmente depende de los cooperativistas mineros.

La Corporación Minera de Bolivia dejó de prestar ayuda a los cooperativistas mineros, con el bombeo de las aguas ácidas, porque no tiene presupuesto. Sin embargo, los cooperativistas mineros advirtieron que si eso ocurre, se podría generar un desastre en la ciudad.

Según Agustín Choque, presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de Oruro, el objetivo es evitar un grave daño ambiental en la ciudad y no precisamente ayudar a los mineros cooperativistas, como se pretende explicar ante la ciudadanía.

La declaratoria de alerta naranja obligará a las autoridades del departamento de Oruro, en forma particular a la Comibol, Gobernación y Municipio, a encarar este problema en forma conjunta, para prevenir desastres, porque al salir las aguas con alto contenido de sulfuros se podría corroer las alcantarillas, tuberías de agua potable y las mismas paredes de los edificios.
El Concejo Municipal también pidió al Ministerio de Minería una cooperación inmediata para evitar el desastre, disponiendo de sus recursos para garantizar el funcionamiento de las bombas para la expulsión de las aguas hacia el lado oeste de la ciudad de Oruro.

Según Marcelo Chávez, director general de cooperativas mineras, consideró que el primer paso se ha dado, declarando alerta naranja en la mina San José y ahora corresponde que las instituciones, por su cuenta, ayuden a mitigar los problemas a la brevedad posible.

“El objetivo es evitar que rebalse las aguas ácidas hacia la ciudad”, agregó. Consideró que es oportuno ahora hacer gestiones a nivel de las instituciones nacionales, para concretar acciones que garanticen el cuidado del medio ambiente de la ciudad.