Imagen1

La Razón, 22 de julio de 2016. Bolivia denuncia que Chile desvía 600 litros de agua del Lauca por segundo desde 1961

El canciller David Choquehuanca y otros miembros de la comisión que viajó a Chile para constatar las denuncias sobre abusos contra el libre tránsito ofrecen una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno para explicar los resultados de su recorrido.

El canciller David Choquehuanda dijo hoy que Bolivia constató en el lugar la desviación del río Lauca, ejecutada por Chile en 1961 y sin aceptación del país. Denunció que esa alteración permite que, cada segundo, aproximadamente 600 litros de agua corran hacia territorio chileno en perjuicio del caudal que naturalmente debería llegar hacia territorio boliviano.

La denuncia la hizo en el Palacio de Gobierno, durante una conferencia conjunta que ofreció el presidente Evo Morales con los miembros de la comitiva boliviana que viajó a Chile para constatar las denuncias de vulneración del libre tránsito comprometido en el Tratado de 1904.

“Bolivia pierde 600 litros por segundo de agua que alimentaba en el pasado nuestro altiplano”, afirmó Choquehuanca, haciendo referencia a “algunos estudios” según los cuales esa pérdida llega incluso a 2.500 litros por segundo en tiempos en los que aumenta el caudal.

El ministro resumió los resultados de la visita que hizo la comitiva boliviana a las obras del desvío chileno que, según recordó, fue denunciado por Bolivia en más de 40 notas de intercambio y que finalmente causó que se rompieran las relaciones diplomáticas plenas.

“Por eso hemos roto las relaciones con Chile, porque ellos han construido unilateralmente este dique, este trasbase que no deja pasar a Bolivia las aguas de este río internacional”, dijo Choquehuanca. Antes había detallado que el curso natural del río Lauca nace en Chile y que desemboca en Coipasa, en el departamento de Oruro, en Bolivia.

“No podemos resignarnos con romper relaciones, tenemos que reclamar nuestros derechos”, complementó el Canciller, para luego recordar que este asunto forma parte de la agenda de 13 puntos acordada con Chile con el objetivo de mejorar las relaciones bilaterales.

La comitiva boliviana visitó las obras que desviaron el curso del Lauca el domingo, en una pausa durante el viaje que realizó a Chile para constatar las denuncias sobre las trabas al libre tránsito.