Imagen3

La Razón, 3 de marzo de 2016. Más de 800 familias afectadas por lluvias y granizo en Cochabamba

Clima. En el Chapare se desbordaron ríos y en Vinto el granizo malogró los cultivos.

Más de 800 familias fueron afectadas, en las últimas horas, por las intensas precipitaciones reportadas en regiones del departamento de Cochabamba. En Puerto Villarroel, el desborde de ríos ocasionó daños en viviendas y plantaciones, y en Vinto, el granizo afectó los cultivos.

El responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) del municipio de Puerto Villarroel, Juan Flores, dijo que cerca de 600 familias de las zonas bajas de la región fueron perjudicadas por el desborde de los ríos Chimoré, Ichilo, Sajta, Ivirgarzama y Chapare. Afirmó que, por las fuertes lluvias, la zona está en riesgo de inundación.

“Desde el jueves está lloviendo, los ríos y arroyos acumularon tierra y arena; esto provocó desbordes e inundaciones. La madrugada de ayer (martes), el agua ingresó a las viviendas y cultivos de toda la zona baja”, explicó el funcionario edil.

Según Flores, todo el municipio está afectado y “está en riesgo porque hay diferentes puntos de inundación en Puerto Villarroel. El agua subió entre uno y dos metros” no solo en las viviendas, sino también en las parcelas.De acuerdo con la evaluación preliminar, entre 500 y 600 familias resultaron damnificadas, al igual que los cultivos de palmito, piña, maracuyá y papaya.

En el municipio de Villa Tunari, en el sindicato René Barrientos, los pobladores pidieron auxilio a las autoridades debido a que el agua arrasó con todo a su paso. Claudio Vargas, uno de los comunarios, alertó de la riada: “Todo Ivirgarzama está inundado, el agua ha llegado de madrugada, manden helicópteros para sacarnos”.

Vinto, ubicado en el Valle Bajo de Cochabamba, también sufrió los efectos del temporal. La caída de granizo afectó a 200 familias de cuatro comunidades. Además, 60 hectáreas de cultivos de papa, maíz, cebolla, haba, arveja y flores sufrieron las consecuencias del fenómeno, informó el responsable de la UGR, Patricio Portillo.

Familias de las comunidades Panti Pata, Panti Pata B, Llave Grande y Ch’aquí Potrero fueron víctimas del granizo, según datos preliminares. Las autoridades locales ya pidieron ayuda a la Gobernación de Cochabamba.
Regiones. Las intensas lluvias reportadas en otros departamentos también causaron estragos en la producción agrícola y las viviendas locales. En el municipio de Monteagudo (Chuquisaca) se desbordó el río del mismo nombre, que inundó una granja agrícola donde murieron cerca de 100 pollos que iban a ser comercializados, informó radio Erbol.

Los aguaceros del fin de semana y la tormenta del primer día de marzo, que duró casi 10 horas seguidas, también aquejaron a la comunidad de Candúa, donde algunos muros de las casas de los pobladores se derrumbaron y en otras zonas del área rural cerraron los caminos, como es el caso de San Juan Piraí.

En el sudoeste potosino, las precipitaciones fueron un alivio para los ciudadanos y animales de la región. El director de Riesgos de la Gobernación de Potosí, Fernando Gómez, indicó que las precipitaciones reportadas desde la anterior semana incrementaron el volumen de agua de la Laguna Colorada, que, debido a la sequía en el altiplano, redujo su caudal. “Las lluvias aumentaron el caudal de la laguna y los bofedales, que hoy están con pasto y presencia de ganado”.

Restricción vehicular

Monteagudo

Las intensas lluvias afectaron las vías en el Chaco chuquisaqueño. La Administradora Boliviana de Carreteras informó que la circulación vehicular a Santa Cruz, por la Diagonal Jaime Mendoza, está restringida por unas 24 horas.

Obtendrán foto satelital para ver agua en el Poopó

Juan Mejía

La Gobernación de Oruro informó ayer que obtendrá, hasta el fin de semana, fotos satelitales para verificar la cantidad de agua que se acumuló en el lago Poopó a raíz de las últimas lluvias caídas en la región. Hasta casi finales de febrero de este año la cuenca lacustre permanecía seca.

“Estamos preparando unos trabajos técnicos y, en función a eso, calculo que hasta el viernes de esta semana vamos a definir el día que haremos el recorrido desde la población de Desaguadero, donde parte el río del mismo nombre, hasta donde ingresa al lago Poopó. De todos modos, el fin de semana vamos a tener las fotos satelitales para decir exactamente en qué dimensión aumentó el agua en el lago”, anunció el gobernador Víctor Hugo Vásquez.

La autoridad descartó realizar sobrevuelos en helicóptero sobre la cuenca para evaluar la cantidad de agua que ingresó y se acumuló. La Razón informó ayer que debido a las últimas lluvias los afluentes del Poopó formaron pequeños hilos de río y el agua comenzaba a llegar hasta el lago. “Todas las fuentes de agua en el altiplano dependen de la lluvia y el ejemplo es que las últimas precipitaciones le están dando vida a éste, mejorando la agricultura, ganadería y el lago”, indicó Vásquez.

Alimentos para familias víctimas

Aleja Cuevas

El Viceministerio de Defensa Civil entregará alimentos secos a las familias de los municipios de Escoma y Puerto Acosta, poblaciones que resultaron damnificadas por la intensa lluvia que dañó sus cultivos. El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras dotará de semillas y una indemnización.

“Entregaremos alimentos y herramientas”, anticipó ayer el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, luego de verificar las zonas de desastre junto a técnicos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF).

Un informe preliminar estima que hay 1.800 familias afectadas en Escoma por las lluvias caídas el fin de semana, y 1.200 en Puerto Acosta. Papa, haba, arveja y forraje son los productos que perdieron los habitantes de estos dos municipios.

Dron. La cuantificación de los daños se realizó ayer con el uso de un dron, que obtuvo imágenes de la afectación de las hectáreas, cuyos resultados se conocerán en estos días, señaló el viceministro Cabrera. Agregó que hay el compromiso del MDRyT de entregar semillas a las familias que perdieron sus productos por el desborde los caudales; a la vez, luego de una cuantificación, realizarán una indemnización en efectivo por hectárea dañada. “Este dinero será de mucha ayuda para cubrir gastos de material escolar para sus hijos”, dijo.

Entretanto, el Viceministerio de Defensa Civil dotará de alimentos secos consistentes en arroz, azúcar, fideo y harina. “Posiblemente ingresemos mañana (hoy) con la donación”, adelantó Cabrera. Solo en el municipio de Escoma se estima que hay 2.000 familias damnificadas por la intensa lluvia que cayó el fin de semana, que causó el desborde del río que inundó toda la producción de los pobladores.