Imagen1

Los Tiempos, 10 de octubre de 2019. Semapa ya corta el alcantarillado en medio de dudas sobre legalidad

Semapa inició ayer el corte de alcantarillado a los usuarios en mora, pero en medio de dudas sobre la legalidad de la medida porque implica un atentado a la salud pública. También se cuestiona que la empresa haya esperado años para cobrar.

En la primera jornada se clausuró el alcantarillado de seis de los 11 mil usuarios en mora para recuperar 30 millones de bolivianos.

El primer corte, por ser la factura más elevada, se realizó en el surtido de la av. final Ayacucho, por el puente Cala Cala. La estación no pagó 152 facturas y debe 117 mil bolivianos.

El gerente del surtidor, Gonzalo Ampuero, dijo que no pagó por el alcantarillado porque Semapa le debe 20 mil dólares desde 1999 por la provisión de gasolina a Aguas del Tunari.

“Semapa me debe más de 20 mil dólares de 1999, cuando estaba Aguas del Tunari, con la Guerra del Agua han sacado a la transnacional y no me pagaron. Me dijeron que todos los pasivos de Aguas del Tunari los iba asumir Semapa”, señaló.

Ante esta situación, el jefe Comercial de Semapa, Luis Prudencio, coordinó una reunión para abordar el tema con el gerente general, Deybi Vidal.

El primer día, Semapa movilizó una cuadrilla de 15 trabajadores, apoyados por dos carros “hidrocleaner”, diseñados para trabajar en el drenaje con un mecanismo de succión y presión, como una sonda.

Una vez que se identifica el alcantarillado a ser intervenido, se sella la tubería con un tapón y una mezcla de concreto.

La medida es observada por concejales y abogados que cuestionan su legalidad, porque implica un atentado a la salud pública. Si bien es una sanción administrativa, va en contra de una línea constitucional.

Por ejemplo, la Sentencia Constitucional 864/2014 señala: “El acceso al agua y alcantarillado constituyen derechos humanos (…), en ese contexto cualquier acto ilegal o arbitrario que suspenda u obstaculice la provisión o el uso de dichos servicios se constituyen en actos que vulneran los derechos fundamentales”.

Para el abogado constitucionalista Jorge Ibáñez, el privar del servicio de alcantarillado a los usuarios pone en riesgo la vida de los mismos, porque puede hacer que las aguas servidas rebalsen en las casas y eso se considera como un foco de infección que luego puede afectar también a los vecinos.

Explicó que las deudas antiguas deberían sujetarse a un proceso coactivo y dijo que los cortes reflejan que Semapa no tuvo capacidad de cobrar. Y preguntó: “¿Por qué Semapa no sacó una norma de cobranzas”.

El representante de Derechos Humanos, Edwin Claros, cuestionó  por qué Semapa permitió que la mora sea de tantos años. Indicó que la medida que asumen ahora atenta contra la salud de la población.

“Nosotros no compartimos esta acción. Ellos tienen los mecanismos legales para hacer el cobro de la mora”, señaló.

En tanto, el abogado constitucionalista César Cabrera considera que los usuarios tienen derechos y obligaciones como pagar el servicio.

Dos concejales cuestionaron la acción de Semapa. “Me parece un hecho reprochable, que muestra la debilidad institucional de Semapa”, remarcó la concejala Rocío Molina.

Siguió: “Cómo es posible que haya usuarios que deban más de 100 mil bolivianos. Eso significa que Semapa no tiene la capacidad de cobrar de una manera voluntaria”.

Prudencio señaló que la medida se asumió en base a la reglamentación de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), artículo 81, que señala: “La no cancelación de cualquier obligación (…) dará lugar a la suspensión del servicio”. Además de los artículos 47, 49, 73, 74 del reglamento de Semapa.

 

EMAPAS VA A LA REUNIÓN DE OTB

La Empresa Municipal de Agua y Alcantarillado de Sacaba (Emapas) informó que recurre a varias estrategias para cobrar la mora del servicio de alcantarillado y que el corte se aplica muy rara vez.

Antes de cortar, se hacen tres notificaciones al usuario, le comunican las multas acumuladas y se le advierte sobre la clausura. Luego se convoca al dirigente de la OTB y se asiste a las reuniones. Por último, se moviliza maquinaria pesada para advertir del corte y a veces eso basta para que el usuario pague al menos una parte.

 

NOTIFICAN ANTES DE PROCEDER AL CORTE

La Empresa de Agua y Alcantarillado de Quillacollo (Emapaq) notifica a los usuarios que tienen deudas de hasta un año por el servicio. Sólo cuando se cumplen con las tres notificaciones se realiza el corte del servicio, pero se trata de casos muy aislados.

Emapaq casi no llega a cortar el alcantarillado, porque los usuarios pagan cuando son notificados, sobre todo porque se cobra una tarifa plana de 10 bolivianos el mes.

 

LA NUEVA ESTRUCTURA TARIFARIA TARDARÁ UN AÑO

REDACCIÓN CENTRAL

Semapa recibirá esta semana la nueva estructura tarifaria para Cochabamba de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS). Sin embargo, su aplicación demorará al menos un año, explicó el jefe Comercial, Luis Prudencio.

“Implementar la nueva estructura tarifaria toma tiempo. No es que nos aprueban y al día siguiente se aplica, no es así. Se necesita tener el 100 por ciento de los usuarios con medidores y renovar las redes y eso no se hace en un abrir y cerrar los ojos. Estimamos que eso nos va a tomar un año”, dijo Prudencio.

Semapa propuso la nueva estructura tarifaria hace más de dos años, con la cual pretende eliminar las categorías R1, R2, R3 y R4, y plantea cobrar sólo por el consumo.

En aquella ocasión se propuso un consumo mínimo de cero a 10 metros cúbicos (m3) y un pago de 2 bolivianos por cada m3. A partir de 11 a 20 m3 se cobrará Bs 5; de 21 a 30 m3, Bs 10, y por un consumo mayor se facturará Bs 15.