Imagen1

Los Tiempos, 19 de diciembre de 2019. Dos municipios no harán plantas

Colcapirhua y Vinto perdieron los fondos destinados a la construcción de dos plantas de tratamiento de aguas residuales para descontaminar el río Rocha. Ambos municipios se retiraron del programa que implementa el Ministerio de Medio Ambiente  y  la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD)  por falta de terrenos.

“Este proyecto se pretendía encarar en cuatro municipios. Por temas técnicos no se pudo concretar en dos, pero estamos dando continuidad en Sipe Sipe y Tiquipaya”, informó ayer el coordinador del programa, Ramiro Ríos.

En octubre de 2017 el Gobierno boliviano firmó un convenio con autoridades de Francia  para invertir alrededor de 143 millones de euros  en agua y saneamiento. De estos recursos, 41 millones se destinaron a proyectos de la región metropolitana.

“Las alcaldías que están saliendo del programa son por temas técnicos que no se han podido solucionar en corto plazo.  Es decir, no pudieron adquirir, expropiar o sanear el terreno”,  enfatizó.

Ríos recordó que  los municipios en los que se emplazará las infraestructuras deben invertir  como contraparte  un 20 por ciento.

Proyectos

Adelantó que se prevé iniciar la construcción de la planta en Sipe Sipe hasta febrero de 2020, debido a que existen condiciones para que la empresa pueda desarrollar sus actividades.

La inversión será de unos 80 millones de bolivianos. Mientras que en Tiquipaya todavía se  socializa el proyecto de 117 millones de bolivianos para que sea aceptado por vecinos de la comunidad de Bruno Moqo, quienes rechazan la obra porque éste “generará malos olores y daños a la salud” de la población.

Ayer, en una sesión del Concejo Municipal, algunos pobladores de Cuatro Esquinas y Villa Fátima también manifestaron que no están de acuerdo con el emplazamiento de la planta.

Sin embargo, el alcalde Juan Carlos Angulo (MAS) y los concejales recordaron a los asistentes que ejecutar el proyecto es una “necesidad” y que años atrás la Contraloría General del Estado  recomendó ejecutarlo para disminuir la contaminación de las  aguas negras en el río.

El presidente del Control Social de Tiquipaya, Cristóbal Pereira, aseveró que debe continuar la socialización, porque la mayoría de los vecinos de los distritos 4, 5 y 6  apoya que se trate las aguas servidas, porque afectan la calidad del líquido vital que consumen de los pozos.  Además, alertó que el riego de cultivos  con descargas del alcantarillado degrada el suelo.

SALDO SE USARÁ EN PLANTA DE VALVERDE

El Ministerio de Medio Ambiente analiza emplear parte del financiamiento de la cooperación francesa en la implementación de una planta para tratar las aguas servidas que se descargan en el canal Valverde en el Distrito 4 del municipio de Cercado.

“Hemos tenido una serie de reuniones con técnicos de la Alcaldía. Estamos exigiendo la liberación del predio de nueve hectáreas,  si bien tienen documento de derecho propietario, se tiene que ver el tema de la posesión y delimitación”, puntualizó el representante del Ministerio, Ramiro Ríos.

Resaltó que aún no se cuenta con el diseño porque las autoridades deben garantizar el terreno. El plazo para ejecutar vence el 2022.