Imagen5

Los Tiempos, 21 de julio de 2015. Nada para la descarga de aguas negras en afluentes

PESE AL AUMENTO DE RESIDUOS, LA CONSTRUCCIÓN DE PLANTAS DE TRATAMIENTO AVANZA LENTAMENTE.

Ante el crítico panorama de la contaminación hídrica en Cochabamba, las autoridades departamentales y municipales aseguran que asumen acciones para aplicar soluciones. Sin embargo, los resultados todavía no son visibles y requieren de inversiones millonarias y tiempo para cambios en la población.

Sobre la problemática del río Rocha, el responsable de la Dirección de Planificación y Gestión Integral del Agua, Luis Salazar, informó que la Gobernación ejecuta “cuatro líneas programáticas” de descontaminación, regulación y encauzamiento, re-naturalización y riego.

Además, de reutilizar aguas de acuerdo al Plan Director de la Cuenca del río Rocha.
Explicó que para la descontaminación se tiene previsto la construcción de 14 plantas de tratamiento de aguas servidas en la región metropolitana. La responsable de la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación, Soledad Delgadillo, informó que dos están en Sacaba; una en El Abra que debe concluirse hasta octubre y otra en Pucara que está en proceso de licitación. La tercera se iniciará en Cercado, Albarrancho y podría estar en 2017.

Para las restantes aún no hay recursos. La empresa “Energía Latina” preparará propuestas de ejecución y las presentará a los municipios. Prevé que se concluyan hasta 2018.  Salazar añadió que reencausaron el “pico de loro” en Vinto para evitar inundaciones. También se renaturalizó un tramo entre los puentes Muyurina y Siles en Cercado.

Respecto a las recomendaciones que la Contraloría emitió a la Gobernación para descontaminar las aguas del afluente, Salazar informó que “están en proceso”. La instancia departamental ejecuta el monitoreo de la calidad del agua y la clasificación.

La funcionaria de la unidad de Gestión y Control Ambiental, Albina Santos, señaló que desde el 2012 iniciaron entre 17 y 20 procesos administrativos a las actividades, obras o proyectos (AOPs) que descargan residuos líquidos al afluente sin cumplir la norma. Detalló que concluirán la clasificación de cuerpos de agua hasta fin de año. Entre tanto, ninguna empresa se reubicó en el parque Santiváñez.

El responsable de la Dirección de la Madre Tierra de la Alcaldía de Sacaba, Juvenal Torrico, informó que controlan cerca de 20 AOPs. Además, comenzaron el dragado de río para descontaminar sus aguas y trasladarán en los próximos dos años las ladrilleras que depositan sus residuos sólidos a lo largo del río al parque industrial de Santiváñez.

El responsable de Medio Ambiente de Quillacollo, Ruddy Arellano, aseguró que el municipio controla y vigila las 11 AOPs que descargan líquidos de forma directa o indirecta al río. “La gran mayoría cumple con el tratamiento primario”, aseguró. Añadió que iniciaron al menos cuatro procesos administrativos contra actividades que incumplieron la normativa ambiental.

La Angostura
Ante los inicios de contaminación en la represa de La Angostura, Salazar adelantó que “pronto” iniciarán el estudio del Plan Maestro de Agua del Valle Alto. La inversión es de 6,6 millones de bolivianos.

Alalay
Sobre la laguna Alalay, el director de Madre Tierra del municipio, Elvis Gutiérrez, detalló que la Alcaldía aplicará un plan de tres fases para descontaminar el espejo de agua. En la primera construirán dos plantas de tratamiento en puntos de descargas directas al espejo de agua ubicada al este y sur. En la segunda “atacarán” a los contaminadores de alrededor y en la tercera convertirán el área en atractivo ecoturístico. A ello se suma que realizarán una consultoría sobre biodiversidad e instalarán más oxigenadores de agua. En 2016, se comenzará a trabajar en Quenamari.

EXPERTA: FALTA MUCHO EN SANEAMIENTO BÁSICO

La docente e investigadora del Centro Agua de la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Rocío Bustamante, dijo que si bien existen avances estatales en la dotación de agua potable todavía “falta mucho” en saneamiento básico. Llamó a las autoridades nacionales y departamentales a encarar la problemática para combatir la contaminación hídrica. Explicó que a falta de saneamiento básico, una gran mayoría de la población, en el área urbana, descarga aguas residuales domiciliarias a cuerpos de agua. Como consecuencia, en zonas como el sur los acuíferos subterráneos fueron afectados con altos índices de contaminación. A ello se suma la presencia del botadero de K’ara K’ara cuyos lixiviados (agua contaminada tóxica que drena de residuos) afectan a los pozos.

Según Bustamante la contaminación hídrica genera el deterioro de suelos y malos olores. En base a información emitida por el Centro de Aguas y Saneamiento Ambiental (CASA) de la UMSS, se conoció que en los alrededores de la planta de tratamiento de aguas servidas de Albarrancho la contaminación de suelos alcanza hasta cinco metros de profundidad.

“Todavía no se analizó suficientemente, porque son estudios relativamente caros”, dijo. A pesar de ello, según algunos datos testimoniales de la población que vive en K’ara K’ara, los niños que están expuestos a contaminación hídrica presentan problemas dérmicos y gástricos. Añadió que la presencia de metales pesados en las aguas podría causar efectos en los riñones y otros órganos, lo cual tiene relación con el incremento de enfermos renales sobre todo jóvenes. “No tenemos información, no sabemos mucho sobre lo que podría pasar y deberíamos ser más conscientes de eso”, señaló.

A nivel rural, la problemática hídrica tiene origen en el uso de pesticidas y agroquímicos, cuyos envases se lavan en causes de agua. “Ellos quieren mantener la imagen que la agricultura campesina es orgánica, sustentable, ecológica pero en realidad no es tan cierto”, indicó. Alertó que la “gente no es consciente de este uso”. Sugirió que las tareas urgentes para combatir la problemática son “empezar a trabajar en saneamiento”, dejar el enfoque “clásico” de emplazar grandes plantas de tratamiento y apostar por unas pequeñas, en espacios reducidos, menos recursos y de fácil negociación.

COINCIDENCIAS SOBRE ALARMANTE DAÑO DE LAS FUENTES DE AGUA
LUIS SALAZAR, DIRECCIÓN DE PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN INTEGRAL DEL AGUA DE LA GOBERNACIÓN

Aguas residuales, basura y plaguicidas

Las descargas de aguas residuales tratadas o maltratadas a los causes y cuerpos de agua es un tema recurrentes. El segundo aspecto es la contaminación de aguas subterráneas producto de la infiltración de aguas de sistemas de alcantarillado, pozos y lixiviados de los residuos sólidos y el uso de agroquímicos en la agricultura (…) La Angostura como un cuerpo de agua importante en el valle alto está iniciando procesos preocupantes de contaminación (….) Las lagunas urbanas, Alalay, Coña Coña, Quenamari con basura, descargas domiciliarias, nos preocupan en términos de contaminación hídrica.

SOLEDAD DELGADILLO. SECRETARIA DE LA MADRE TIERRA DE LA GOBERNACIÓN

La contaminación de aguas es indudable

Existe contaminación de aguas indudablemente y ello se da en el río Rocha, laguna Alalay, Quenamari. También hay riesgo de contaminación de las aguas profundas por las infiltraciones en el Parque Nacional Tunari cuyas aguas alimentan a innumerable cantidad de pozos profundos (…) El crecimiento descontrolado de las áreas urbanas no posibilitó que la planificación de servicios de saneamiento de los municipios esté a la par (…) Hace falta muchísimo trabajo de educación ambiental para mostrar, primero, los efectos e impactos en la contaminación del agua, suelos y medioambiente.

MARCO CARRILLO, EXASAMBLEÍSTA REGIONAL

Urge saneamiento en La Angostura

Una de las tareas inmediatas que debería emprender la Gobernación, con carácter prioritario e inmediato con el Ministerio de Agua y Tierras es el saneamiento de todas las tierras que son de propiedad del sistema de riego Nº 1. El realizar el saneamiento de tierras por parte del INRA evitará el crecimiento de la mancha urbana, garantizará que ese vaso de agua se respetará y ante todo de hará prevalecer el derecho propietario que se generó producto de la indemnización o la compra de tierras en 1945 a los comunarios. Ello definirá qué es de propiedad pública, privada, del sistema de riego Nº 1 y qué construcciones ya avasallaron.

LOS PROBLEMAS LATENTES
En mayo de 2012 la Contraloría emitió un “informe ambiental” respaldado por análisis fisicoquímicos y bactereológicos de 61 muestras de agua residuales, domésticas e industriales tomadas a lo largo del río Rocha de Sacaba a Sipe Sipe. Los resultados son críticos porque el 100 por ciento del río está contaminado y sus aguas son de “mala a muy mala” calidad y no son aptas para el consumo humano ni riego. Se estima que existen más de 300 actividades, obras o proyectos contaminantes identificados a lo largo del afluente.

LAGUNA ALALAY CON NITRÓGENO AMONIACAL
El último estudio de las aguas de la laguna Alalay realizado por el municipio reveló que los niveles de carga orgánica representados con amonio en el vaso de agua son elevados. El consultor de la Dirección de la Madre Tierra de la Alcaldía, Enrique Barreda, quien junto a un grupo de profesionales realizó la toma de muestras informó que los valores máximos de nitrógeno amoniacal alcanzan niveles de 200 por ciento. Sin embargo, por efectos de dilución llegan a 44 y cero en el centro de la laguna. El nivel permitido según la Ley 1333 de Medio Ambiente es cuatro.

ANGOSTURA CON INDICIOS DE RIESGO
El último estudio químico realizado al agua de la represa de La Angostura en 2014 dio cuenta que existió un cambio drástico de PH de 6 a 7,5 lo cual sumado a la poca cantidad del líquido registrado ese año originó el cambio de color del cuerpo hídrico, según informó la técnica de la unidad de Gestión y Control Ambiental, Albina Santos. Asimismo, existe la posibilidad de la presencia de materiales pesados. El exasambleísta, Marco Carrillo, informó que cerca de 30 restaurantes y una centena de construcciones dentro y fuera de la franja de seguridad de la represa originó su contaminación orgánica, inorgánica y química.

AMPLIACIÓN DE ALBARRANCHO PENDIENTE
El gerente de operaciones del Semapa, Raúl Flores, informó que la ampliación y mejoramiento de la planta de tratamiento de aguas servidas de Albarrancho, que recibe todo el sistema de alcantarillado de la ciudad, está en la fase final de la obtención de su licencia ambiental pero sin fecha de inicio de obra. Por otro lado, resta una consulta pública a las OTB de la zona para dar luz verde al proyecto que cuenta con una inversión de 12 millones de dólares. El proyecto será ejecutado en tres años, contempla el tratamiento de 1.200 litros de agua por segundo y el procesamiento biológico con reactores.