Imagen3

Los Tiempos, 26 de julio de 2017. Agua las 24 horas y la tarifa por consumo, las deudas pendientes de Semapa

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) dio a conocer hoy su informe de la gestión 2016-2017, el cual se explica cómo esta institución empleó los recursos que les fueron otorgados.

“Hemos logrado transformar Semapa. El año pasado hemos vivido la época más difícil en cuanto a la cantidad de agua que teníamos en el departamento. Se ha manejado de manera eficiente la crisis del agua”, manifestó el gerente de Semapa, Gamal Serhan.

El gerente de Semapa hizo un repaso por los grandes proyectos que se están realizando en los últimos meses como la construcción de la aducción para llevar a Cercado agua proveniente de Misicuni, la ampliación de la red de distribución de la zona sur, la ampliación de las plantas de Albarrancho y de Cala Cala, entre otras obras.

Si bien Serhan manifestó que existen muchas razones para estar satisfechos con el trabajo realizado, manifestó que Semapa aún tiene dos deudas pendientes con la población cochabambina.

El primer caso tiene que ver con alcanzar la dotación de agua las 24 horas a los usuarios de Semapa. El gerente de esta institución indicó que el próximo año se prevé llegar a este objetivo.

“Estamos garantizando la construcción de la aducción y la ampliación de la planta de Cala Cala, más la implementación del laboratorio (de control de calidad), nos va a permitir desde el próximo año poder dotar por lo menos unas 16 horas al día de agua a la población”, manifestó.

En el segundo aspecto se trata de la aprobación de la estructura tarifaria por consumo y no por categorías. Para este cometido se necesita la autorización de la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Agua y Saneamiento (AAPS)

“El principio que nosotros queremos implementar es cobro por consumo, que la gente pague exclusivamente por el consumo”, dijo Serhan.

Para este cometido, Semapa tiene que mejorar y reemplazar sus medidores, ya que muchos de estos artefactos que están instalados se encuentran obsoletos. “Casi el 60 por ciento de nuestros medidores tienen más de 10 años, lo cual significa que ya deberían ser reemplazados”, añadió Serhan.