Imagen1

Los Tiempos, 3 de mayo de 2017. Sólo Misicuni evitará racionamiento de agua

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) aseveró que sólo una mayor dotación de agua de la represa del Proyecto Múltiple Misicuni evitará que se aplique un racionamiento como el registrado en 2016 a causa de la peor sequía en 20 años, debido a que sus represas están en niveles mínimos y el período de lluvias ha terminado.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, informó que el embalse de Escalerani recuperó el nivel muerto, que ante la sequía se bombeó en 2016. Pero, además, llegó a un 60 por ciento de su capacidad total. Esto equivale a 3,5 millones de metros cúbicos (m3).

Serhan indicó que lo acumulado es igual al que se tuvo una vez finalizada la temporada de lluvias en 2016. “Pero, tenemos un aspecto a favor. Este dato se conoció en marzo del año pasado, pero ahora lo tenemos en abril. Es decir, tenemos un mes ganado”, afirmó el gerente.

La situación es diferente en Wara Wara. El embalse también recuperó sus aguas muertas, pero sólo llegó a acumular un 20 por ciento, que representa 300.000 m3. A diferencia de 2016, cuando el vaso de agua alcanzó un 55 por ciento de su capacidad.

En la actualidad, Semapa dota 850 litros por segundo (l/s), pero  la demanda de la población es de 1.800 l/s. Serhan agregó que la previsión es que este caudal  se mantenga hasta julio, pues a partir de este mes se espera el incremento de 320 hasta 820 l/s de la represa de Misicuni.

La represa de Misicuni acumuló 23 millones de metros cúbicos de agua por primera vez.

Según el cronograma difundido por ENDE, en marzo pasado, las pruebas en seco de la hidroeléctrica deben comenzar en mayo. En tanto, que las pruebas con agua serían en junio para que el líquido comience a llegar a Semapa desde julio. Sin embargo, Serhan explicó que en el mes de pruebas se dará fin al plan inmediato que entrega 300 l/s desde 2005. Aún se tienen reuniones de coordinación.

Por otro lado, el director de Planificación y Gestión Integral del Agua de la Gobernación, Luis Salazar, informó que La Angostura acumuló 2,2 metros de agua de los 9,7 que tiene. Similar a la pasada gestión.

Por este motivo, los regantes decidieron abrir las compuertas, sin embargo, Salazar indicó que se convocará a reuniones en los siguientes días para coordinar y así evitar conflictos como los que se tuvieron en 2016 a causa del agua para riego y la pesca.

 

EVALÚAN NIVEL DE EMBALSES EN LA REGIÓN DEL CONO SUR

En lo que respecta a otros embalses, tanto en la región metropolitana como el resto del departamento, la Gobernación recopila los datos para elaborar un plan de ayuda, informó el director de Planificación y Gestión del Agua de la institución, Luis Salazar.

El funcionario explicó que el objetivo es contar con la información para trabajar en dos líneas. La primera consistirá en dar apoyo a los municipios que atraviesen por una situación crítica. Mientras tanto, también se elaborarán proyectos para mejorar las condiciones de acceso al agua potable y riego.

“Todavía no tenemos la totalidad de los datos, pero sabemos que en Totora el embalse se llenó por lo que consideramos que este año no tendrán problemas de abastecimiento”, dijo.

De igual forma, el presidente de la Asociación de Municipios de Cochabamba (Amdeco), Héctor Arce, afirmó que el cono sur mejoró luego de las lluvias de febrero, sin embargo también se hará un análisis para esta gestión. En 2016, 38 de los 47 municipios de Cercado sufrieron la peor sequía en 20 años.