Imagen1

Los Tiempos, 6 de febrero de 2020. Misicuni y Semapa construirán un ducto de emergencia a la zona sur

A más de dos años de la puesta en marcha de la represa Misicuni, la nueva administración decidió construir un ducto de Jove Rancho (El Paso) a Coña Coña para aumentar la dotación de agua a la zona sur y evitar que el líquido se siga desperdiciando en el río Chijllawiri o que se acumule en la presa.

El propósito es llevar agua tratada de la planta de Jove Rancho a por lo menos tres distritos del sur mientras se terminan de construir los otros ductos para llevar el líquido a Cercado, Sacaba y Tiquipaya.

El presidente interino del directorio de Misicuni, Sergio Salazar, prevé entregar la represa y el vertedero en marzo de este año “porque ya tiene un 99,5 por ciento de avance”, explicó.

Misicuni comenzó a enviar agua a la planta potabilizadora de Semapa en septiembre de 2017. En diciembre de 2018, la Gobernación de Cochabamba comenzó con los trabajos en el tramo 1, Jove Rancho-Colcapirhua y la obra ya tiene un avance de más de 51 por ciento.

La nueva aducción será de tres kilómetros aproximadamente y hará que la planta potabilizadora que tiene Misicuni en Jove Rancho funcione para llevar agua tratada a los tanques de Coña Coña, Villa Coronilla y Alalay para que desde ahí se distribuya a los distritos 5, 8 y 9, informó el gerente de proyectos de Semapa, Juan Pablo García.

“El proyecto hará bajar una aducción secundaria desde la planta de Jove Rancho hasta una interconexión que tenemos en los pozos de El Paso, de ahí bajará hasta la estación elevadora que tenemos en Coña Coña”, dijo García.

Añadió: “A partir de eso, vamos a usar nuestro propio sistema para llegar con mayor cantidad de agua a nuestras redes en la zona sur”.

Al respecto, el presidente interino de Misicuni señaló: “Al ver que no existe financiamiento para el tramo 2 de la aducción a la zona sur, vimos conveniente trabajar con el Alcalde (Iván Tellería) en un proyecto de emergencia para llegar antes con el agua a las zonas que ya tienen conexiones”.

La represa de Misicuni tiene 131 millones de metros cúbicos (m3) de agua acumulados. Está a 44 millones de llegar a su máxima capacidad: 175 millones de m3, dijo.

Actualmente, con el agua acumulada, Misicuni podría dotar de agua durante ocho años continuos a todo Cercado.

Misicuni sólo vende agua cruda a Semapa, 650 litros por segundo, y entrega agua a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) para generar electricidad sin recibir ningún rédito económico. Salazar pretende entregar la represa y el vertedero en marzo. El segundo tiene un año de retraso.

BUSCAN ACUERDO INTERINSTITUCIONAL

Cuatro de los siete municipios del eje metropolitano —Cochabamba, Sacaba, Colcapirhua y Quillacollo— buscan firmar un acuerdo interinstitucional para impulsar la dotación de agua a las comunidades.

Ayer, en una inspección hecha por la nueva administración de Misicuni, la Gobernación, alcaldes y representantes de los cuatro municipios y la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba mostraron interés en unir esfuerzos para impulsar las distintas aducciones.

El alcalde suplente de Quillacollo, Héctor Montaño, por ejemplo, se comprometió a concluir el fallido plan maestro para instalar redes de agua en ese municipio.