Imagen3

Los Tiempos, 6 de marzo de 2017. Hacen diagnóstico a detalle del Rocha

Un equipo técnico ultima el diagnóstico del río Rocha, el afluente que atraviesa por el valle  de Cochabamba, para comenzar a trabajar en su recuperación con el apoyo técnico y financiero de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en julio, informó el director de Gestión del Agua de la Gobernación, Luis Salazar.

La evaluación toma en cuenta la auditoría ambiental que realizó la Contraloría General, en 2011, que estableció que el río Rocha está “altamente contaminado” y que el agua es “mala y muy mala” por la descarga de aguas servidas y residuos industriales.

Además, emitió 44 recomendaciones para seis de los siete municipios de la región metropolitana desde Sacaba hasta Sipe Sipe y la Gobernación. Asimismo, remarcó que el agua no es apta para el riego de cultivos.

“Se busca conocer qué pasa a detalle en la cuenca del río Rocha. Se recoge información, entrevistas y hace un inventario a detalle”, indicó Salazar.

Once técnicos de JICA evaluarán el diagnóstico el 25 de abril y, a partir del análisis, elaborarán un cronograma de trabajo de cuatro años, hasta 2021, para revertir la contaminación del río con la participación de instancias locales y otros aportes.

En julio, se prevé implementar un plan piloto en el río Maylanco, donde nace el Rocha, en el municipio de Sacaba.

“Una vez que se vea un buen resultado, se continuará con las acciones en otros sectores hasta el encuentro con el río Tapacarí, que es donde finalizará el trabajo”, declaró Salazar.

El curso del río, conocido originalmente como El Condorillo, fue desviado en 1565 por el capitán Martín Rocha. Hasta mediados del siglo pasado, se usaba para riego y servía como lugar de esparcimiento de la población.

Convenio de 2016

JICA y la Gobernación unieron esfuerzos para salvar el río en 2016. El convenio contempla trabajar en cinco áreas.

La primera es elaborar un marco legal de gestión integral del agua del río; la segunda, identificar y buscar acuerdos con las actividades que desechan sus aguas al afluente; la tercera, realizar actividades pilotos que se convertirán en lecciones para el proceso de gestión de la cuenca; la cuarta,  fortalecer la capacidad para preparar el portafolio de proyectos, y la quinta, mejorar la cooperación entre municipios y Gobernación.

Entretanto, la Gobernación elabora una base de datos sobre la contaminación de la cuenca. El objetivo es generar acciones efectivas para la recuperación, informó el director de Recursos Naturales, Alan Lisperguer.

“Analizamos 24 parámetros del agua en 21 puntos del río en dos épocas del año, durante el estiaje y las lluvias. Lo que encontramos es materia orgánica de aguas servidas”, dijo.

También apoya en la implementación de laboratorios de agua en los municipios y en la capacitación del personal. Se controlan 24 actividades que desechan sus aguas al afluente y generan contaminación industrial.

El asambleísta departamental, Freddy Gonzáles (Demócratas), cuestionó que el control de actividades sea lento.

 

LA CONTRALORÍA DIO 44 RECOMENDACIONES

• Ante el proceso de degradación del río Rocha, la Contraloría General del Estado realizó una auditoría ambiental en 2011 que emitió 44 recomendaciones para los municipios y la Gobernación. Entre las recomendaciones está la construcción de 11 plantas de tratamiento de aguas residuales.

• El presidente del Colectivo Socio Ambiental de Cochabamba (Cosac), Jaime Ponce, señaló que ante el retraso en la implementación de las recomendaciones, la Contraloría debería procesar a las autoridades.

• “Cada Municipio y la Gobernación, como máxima autoridad medioambiental del departamento, deberían asignar recursos para recuperar el río Rocha, sin embargo, parece que es lo último de su listas”, aseveró.

• El cauce principal de la cuenca del río Rocha tiene una extensión de 68,10 kilómetros en el valle central y el valle alto a través del afluente Tamborada.

 

GOBERNACIÓN Y AMBIENTALISTA

Luis Salazar, Dir. Gestión del Agua Gobernación

Nos hemos reunido (ayer) con los técnicos y representantes de JICA para revisar el plan matriz del proyecto. Decidimos tener otra reunión el 25 de abril con los 11 expertos japoneses que analizarán las acciones ejecutadas hasta la fecha por los técnicos de la Gobernación.  También hemos decidido priorizar el proyecto piloto en el inicio de la cuenca en Sacaba, es decir, al final del río Maylanco. Además, debemos planificar los siguientes cuatro años. JICA da los lineamientos y los municipios, así como la Gobernación, deben operativizar todas las acciones.

Jaime Ponce, presidente Cosac- ambientalista

Existen dos situaciones principales que no colaboran con la recuperación del río Rocha. La primera es que la Ley 2866, que crea la Unidad Gestora de Recuperación del afluente, no funciona. No se generó la institucionalidad necesaria y afecta a la coordinación entre actores.

En segundo lugar, no se tomaron en cuenta de forma prioritaria y con urgencia las recomendaciones de la Contraloría General del Estado. Lo correcto es que se inicien procesos administrativos, en especial a la Gobernación por incumplimiento de deberes.