Los Tiempos, 9 de septiembre de 2016. Familias enfermaron por beber agua contaminada

El alcalde del municipio de Pasorapa en Cochabamba, Jaime Mendieta, informó que alrededor de 60 familias que viven a orillas del río Mizque sufrieron los síntomas de la diarrea por consumir agua de esa vertiente que está contaminada, reportó la agencia ANF.

Desde hace tiempo, la región sufre por la extrema sequía que azota las comunidades, ya que las cisternas solamente llegan una vez a la semana.

“La gente nos ha pedido que la cisterna vaya más días a dotarles de agua, pero el municipio no cuenta con suficientes recursos para atender esa petición”, declaró a radio Pío XII de la red Erbol.

Afirmó que en Pasorapa, que se encuentra a 280 kilómetros de Cochabamba, unas 5 mil personas se abastecen de agua en cuatro pozos, los cuales han bajado de caudal de un máximo de 2 litros por segundo a 1,7 litros. Mendieta dijo que por la escasez de agua y forraje, 11.000 cabezas de ganado están en riesgo.

El municipio es uno de los más afectados de los 35 que sufren por la falta de agua en el departamento.

El Alcalde lamentó la demora en la perforación de pozos y expresó que incluso tuvieron que despedir personal para destinar recursos para atender a los afectados por la sequía.

Los alcaldes de 17 municipios dijeron que la ayuda que han recibido de la Gobernación es mínima para revertir las pérdidas de sus cosechas